Tests para conocerte mejor


Tests

 


Descúbrenos tus Conductas y Hábitos de Compra

Una alimentación saludable empieza por una compra inteligente; es decir, aquella que resulte económica a la par que nutritiva.

Sin embargo, esto que puede resultar tan evidente, no siempre resulta tan sencillo. Aprende con nuestras recomendaciones cómo hacer la compra y a conocer mejor la información nutricional del etiquetaje de los alimentos. 

  1. ¿Dónde compras normalmente la comida?
  2. En la tienda de mi barrio.
    En el mercado del pueblo.
    En grandes superficies o hipermercados.
    Una gran parte de la compra la realizo a través de internet.

  3. ¿Cuándo realizas la compra?
  4. Cada día o cada 2-3 días.
    Todos los sábados.
    Cada 15 días.
    Una vez al mes o cada mes y medio.

  5. ¿Realizas la compra tú solo/a o te acompaña alguien de la familia, o bien algún/a amigo/a?
  6. Siempre voy solo/a, porque así voy más rápido/a.
    Normalmente voy solo/a, porque si me acompaña alguien de la familia siempre compramos más cosas de las que realmente necesitamos.
    A menudo voy acompañado/a, pero normalmente no compramos más de lo que necesitamos, nos ceñimos bastante a la lista de la compra.
    A menudo, voy acompañado/a y acabamos comprando más cosas de las que necesitamos.

  7. ¿Qué tipo de alimentos o gama de productos sueles comprar?
  8. Siempre compro los alimentos frescos, por eso voy a comprar bastante a menudo.
    Me gustan los alimentos frescos pero, por comodidad, a menudo compro alimentos parcialmente preparados, como las verduras limpias, peladas y cortadas.
    Compro bastantes alimentos en conserva y alimentos congelados, que me permiten salir del paso ante cualquier situación.
    Compro muchos alimentos precocinados, es decir de quinta gama, ya que apenas tengo tiempo para cocinar y me ayudan a salir el paso en el día a día.

  9. ¿Llevas lista de la compra?
  10. Sí, siempre y me ciño a ella.
    Sí, siempre, pero acabo comprando más cosas de las que están anotadas.
    No, nunca, y tampoco la necesito, porque siempre acabo comprando más o menos lo mismo. No me dejo llevar por ofertas o anuncios.
    No, nunca, y siempre acabo comprando cosas que no necesito.

  11. ¿Sueles fijarte en la etiqueta del producto que compras?
  12. Sí, siempre. Me gusta saber qué ingredientes contiene y saber su composición nutricional.
    Sí, en ocasiones lo miro, especialmente para ver las calorías, las grasas y los azúcares que contiene.
    Algunas veces lo miro, pero como no entiendo nada de lo que pone…
    No, nunca. No me interesa.

  13. ¿Te resulta fácil leer y entender la información nutricional de los productos que consumes?
  14. Sí, me gusta leer e informarme sobre el tema, de modo que sé lo que significa bastante bien.
    Algunos sí, los más básicos (energía, grasas, azúcares, etc.), pero cuando ya empiezan a hablar de kJ, grasas mono y poliinsaturadas, ya no.
    No, aunque me gustaría saberlo, la verdad es que no tengo ni idea de qué es una Kcal, un kJ, etc.
    No, ni me interesa.

  15. ¿Cuándo vas a comprar, te fijas en los aditivos que llevan los productos alimenticios que adquieres?
  16. Sí, me preocupa bastante este tema porque sé que algunos aditivos son malos para la salud.
    Sí, me gusta saber qué es lo que estoy comiendo, y lo que le doy a mi familia. No obstante, no tengo muy claro si los aditivos son buenos o malos.
    Depende. Algunas veces sí que lo miro, pero no me preocupa demasiado.
    No, no lo miro nunca, porque tampoco sé qué significa, ni si son buenos o malos, etc. Tampoco me preocupa demasiado.

  17. ¿Qué es lo que te hace escoger un producto antes que otro de características similares?
  18. El precio. Suelo quedarme el más barato.
    El envase, me gusta que sea atractivo y que llame mi atención.
    Las calorías y las grasas que contiene. Me gusta cuidarme y me quedo siempre con el que menos contenga.
    Me es indiferente, el que vea primero.

  19. ¿Sabes lo que significa que un producto es “light”?
  20. Sí claro, que no engorda porque lleva casi un 100% menos de las grasas que su homólogo “no light”.
    Sí claro, que engorda menos que su homólogo “no light”.
    Sí, no significa nada, pero lo ponen para vender más.
    No tengo ni idea, ni me interesa.

  21. Si eres de los que les gusta mirar la información nutricional de lo que compras, ¿en qué sueles fijarte primero?
  22. En las calorías que contiene.
    En las grasas que contiene.
    En los azúcares que contiene, o en los hidratos de carbono en general.
    Si contiene grasas “cardiosaludables”, vitaminas y minerales adicionales y cuales.

  23. ¿Compras un tipo de alimento u otro en función de la información nutricional que aporta?
  24. Sí, intento comprar siempre alimentos que en su envase me aporten información sobre los ingredientes, calorías por ración o por cada 100 gramos.
    Intento escoger siempre productos que la contengan, pero al final realmente escojo uno u otro en función de lo que me apetezca.
    No, porque creo que es información engañosa, la ponen para vender más.
    No, en lo único que me fijo es en su imagen y si me gusta el envase. Si aporta más o menos información nutricional, me es indiferente.

  25. ¿Cuándo escoges un alimento procesado, te fijas en su contenido de sal?
  26. No llego a tanto. Me fijo en las calorías, grasas y azúcares, pero no en la sal que contiene. Además, los alimentos poco salados no saben a nada.
    Aunque tengo la tensión un poco alta, no tengo tiempo de cocinar y los compro a menudo. La verdad, si llevan sal o no, me importa poco.
    Sí. Soy hipertenso/a, y según mi médico tengo que controlar lo que como. Sé que debo evitarlos pero en algunas ocasiones los tomo.
    Sí, aunque estoy bien de salud me gusta cuidarme. No obstante, me gustan los sabores fuertes, etc, así que leo la información nutricional y valoro.

  27. ¿Conoces la relación cuantitativa (equivalencia) entre contenido de sodio y contenido de sal de un alimento?
  28. La desconozco por completo, pero por igual no leo el etiquetaje casi nunca. De nada me serviría saberla.
    No tengo ni idea. Pero me gustaría conocerla, ya que empezaría a mirarlo para seleccionar mejor lo que compro.
    Sé que el sodio es un componente de la sal o algo así... Asimismo, tengo el hábito de comparar y quedarme con el que menos contenga.
    Hace tiempo leí que consumimos el doble de sal de lo necesario y que se están aplicando estrategias para disminuir la cantidad de muchos productos.


 



PREGUNTAS FRECUENTES

TU ALIMENTACIÓN Y LA DE TU FAMILIA

SÓLO PARA TUS HIJOS

NUESTRA PIRÁMIDE DE LA ALIMENTACIÓN

DE LA DESPENSA A TU BOCA

IDEAS PARA LA COCINA

ALIMENTACIÓN SEGÚN ESTADO DE SALUD

TESTS PARA CONOCERTE MEJOR

PREGÚNTALE AL EXPERTO

NUESTRA GASTROTECA


· URÍA, 38 4º A, 33003 OVIEDO · T. 985 217 535 · 2018 @ TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS ·

· DATOS LEGALES · CONTACTAR ·