Alimentación según estado de salud

En los últimos años, el avance significativo de los conocimientos científicos relacionados con la Nutrición, la Biología y la Genómica ha provocado grandes cambios y avances en lo que se refiere a la relación existente entre salud y enfermedad, conjuntamente con los alimentos que ingerimos, los hábitos y el estilo de vida de cada persona. Estos avances han puesto de manifiesto que muchas patologías tienen un trasfondo nutricional; hecho que pone en evidencia que la alimentación desempeña un papel importante en la prevención de la enfermedad, así como parte del tratamiento terapéutico de muchas patologías.

Descubre cómo puedes mejorar tu salud y calidad de vida a través de una adecuada pauta de alimen-tación, seleccionando tu trastorno o patología.

Y, para más ayuda, aquí encontrarás unos menús orientativos que te ayudarán a llevarla a cabo.

 


Diabetes

Qué es y a Qué se debe
Quién lo sufre
Síntomas y signos
Diagnóstico
Tratamiento nutricional


Se trata de un trastorno general del metabolismo, que se manifiesta por una elevación anormal de los niveles de glucosa en sangre.

La ADA (Asociación Americana de Diabetes) clasifica la diabetes en las siguientes variantes:

  1. Tipo 1 (DM1), el páncreas deja de sintetizar insulina*, por destrucción progresiva de las células que la sintetizan (células beta). También llamada diabetes “insulinodependiente”.
  2. Tipo 2 (DM2), el páncreas no produce insulina en cantidad suficiente, o bien existe alguna anomalía de su reconocimiento por parte de las células y la glucosa no es bien asimilada.
  3. Alteración del metabolismo de la glucosa.
  4. Diabetes gestacional.
  5. Otros tipos.

* La insulina es la hormona que permite que la glucosa penetre en las células de nuestro cuerpo, utilizándola como combustible. También controla las reservas de glucosa hepáticas, en forma de glucógeno; favorece el almacenaje de grasas y la síntesis de proteínas en los músculos.


Los dos tipos más frecuentes son la DM1 y la DM2.

La Diabetes Mellitus tipo 1 puede aparecer a cualquier edad, aunque lo más frecuente es que aparezca en la infancia y/o adolescencia (edades inferiores a los 30 años), habitualmente de forma brusca

La Diabetes Mellitus tipo 2 suele aparecer en la edad adulta, en personas con un exceso de peso corporal, y con una carga hereditaria o historial familiar de diabetes. También  en mujeres que han padecido diabetes durante sus embarazos.


Los principales síntomas son:

DM1

  • Mucha sed (polidipsia).
  • Gran cantidad de orina (poliuria).
  • A veces existe muchísimo apetito (polifagia).
  • Cansancio y gran debilidad (astenia).
  • Pérdida de peso.

DM2

  • Aumento de la sed.
  • Gran cantidad de orina.
  • Fatiga.
  • Irritabilidad.
  • Visión borrosa.
  • Entumecimiento o calambres en los pies o en las manos.
  • Úlceras o infecciones que curan mal.

El diagnóstico se realiza a través de las siguientes pruebas:

  • Una glucemia al azar en plasma venosa > 200 mg/dl.
  • Una glucemia basal alterada en ayunas > 100 mg/dl.
  • Una glucemia plasmática, a las 2 horas de realizar el Test de Tolerancia Oral a la Glucosa, ≥ 200 mg/dl.

La pauta de alimentación debe ser equilibrada , suficiente para sus necesidades y adaptada a su estilo de vida, a la par que variada y agradable. Debe:

  • Garantizar un estado nutricional óptimo, sin excesos ni carencias,
  • Ayudar en su equilibrio metabólico, controlando  las oscilaciones de los niveles de glucosa en sangre.

Para ello, se recomienda:

  1. Distribuir la ingesta energética en un 50-60% de hidratos de carbono, un 12-15% de las proteínas y un 30-35% de las grasas.
  2. Controlar el consumo de alimentos que contienen hidratos de carbono simples o azúcares: bebidas azucaradas, zumos de fruta, bebidas refrescantes, caramelos, frutas, bollería, etc.; y incrementar el consumo de alimentos con hidratos de carbono complejos: legumbres, cereales integrales, verduras y hortalizas.
  3. Consumir alimentos ricos en fibra (verduras y hortalizas, legumbres y alimentos en su formato integral), para ayudar a controlar la tasa absorción de glucosa a nivel intestinal.

 

En caso de DM2, que puede ir asociada a un exceso de peso, además se recomienda adecuar la ingesta para lograr una disminución de peso y reducir el riesgo cardiovascular:

 

  1. Reducir el consumo de alimentos ricos en grasas saturadas y el colesterol,  como las carnes grasas, los embutidos, la bollería industrial, algunos platos preparados; por contra incrementar el consumo de aceite de oliva, pescado azul y frutos secos, ricos en ácidos grasos cardiosaludables.
  2. Reducción de la ingesta de sal, controlando su adición en las preparaciones culinarias, así como su contenido en alimentos procesados. Para saber como hacerlo, pincha aquí

 

En NUESTRA GASTROTECA encontrarás un ejemplo de menú adecuado y pensado para personas diabéticas.




PREGUNTAS FRECUENTES

TU ALIMENTACIÓN Y LA DE TU FAMILIA

SÓLO PARA TUS HIJOS

NUESTRA PIRÁMIDE DE LA ALIMENTACIÓN

DE LA DESPENSA A TU BOCA

IDEAS PARA LA COCINA

ALIMENTACIÓN SEGÚN ESTADO DE SALUD

TESTS PARA CONOCERTE MEJOR

PREGÚNTALE AL EXPERTO

NUESTRA GASTROTECA


· URÍA, 38 4º A, 33003 OVIEDO · T. 985 217 535 · 2017 @ TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS ·

· DATOS LEGALES · CONTACTAR ·