INICIO > MONOGRÁFICOS > NUTRICIÓN > FLORA INTESTINAL DE 3 TIPOS POR PILAR CARBÓ TURÓN

Monográficos


FLORA INTESTINAL DE 3 TIPOS por Pilar Carbó Turón

Cuidemos nuestra flora intestinal

Escrito por: Pilar Carbó Turón
Diplomada en Nutrición Humana y Dietética

 

En el momento de nacer no disponemos de ningún tipo de flora intestinal; nacemos totalmente asépticos, pero entre los dos y los cuatro años nuestro intestino grueso o cólon ya ha adquirido una serie de microorganismos que darán lugar a una flora intestinal estable que se mantendrá a lo largo de nuestra vida con pocas variaciones. Esta flora está compuesta por microorganismos del tipo bacteria y se calcula que tenemos alrededor de 100 billones, cuyo peso puede llegar a alcanzar los 500 gramos.

Entre estas bacterias que pueblan nuestro intestino, tenemos unas que son patógenas, es decir, que pueden causar enfermedades, y otras que son beneficiosas para la salud, puesto que cumplen muchas funciones, como por ejemplo fermentar y digerir los alimentos, fabricar vitaminas del grupo B y también vitamina K, ayudar a absorber minerales, formar una barrera contra los microorganismos perjudiciales o desarrollar y regular el sistema inmunitario.

Son tan importantes y tan diversas las funciones de nuestro ecosistema intestinal que se le compara a un órgano de la categoría del hígado. Así, del buen estado de la flora va a depender en gran medida nuestro bienestar. Y si bien ya hace tiempo que se conocen los efectos de la flora intestinal sobre la salud, lo que no se sabía era que se puede agrupar en tres tipos distintos, que no tienen nada que ver con la edad, el sexo o el origen geográfico, puesto que el estudio se llevó a cabo en personas de diferentes continentes.

Se sospecha que el tipo de flora intestinal de cada persona podría ser responsable de trastornos como la obesidad o enfermedades relacionadas con la forma de procesar los alimentos. Por lo tanto, el hecho de pertenecer a un tipo de flora o a otra podría significar estar más predispuesto o menos a padecer diferentes tipos de trastornos o enfermedades.

El descubrimiento de estos tres tipos de flora tendrá unas amplias repercusiones en el futuro, puesto que con el análisis de las bacterias del intestino será más fácil diagnosticar las enfermedades, y no sólo eso, sino que también se podrá aplicar el tratamiento adecuado, y lo que es más importante, será incluso posible modificar la flora intestinal para prevenir el desarrollo de ciertas enfermedades.

A la espera de saber a cuál de los tres grupos de flora pertenecemos, podemos empezar a cuidar nuestro aparato intestinal tomando probióticos y prebióticos. Los probióticos son unos microorganismos que contribuyen al equilibrio de la flora intestinal y que se encuentran en los yogures y otros alimentos fermentados y también en forma de suplementos alimenticios. Los prebióticos, en cambio, serían el alimento de esos microorganismos, generalmente fibras solubles presentes en los alimentos de origen vegetal, que deberemos consumir a diario y en cantidades suficientes.

 

 

 

 

Tu Nutricionista S.L. no se hace responsable de las opiniones vertidas en este artículo.






PREGUNTAS FRECUENTES

TU ALIMENTACIÓN Y LA DE TU FAMILIA

SÓLO PARA TUS HIJOS

NUESTRA PIRÁMIDE DE LA ALIMENTACIÓN

DE LA DESPENSA A TU BOCA

IDEAS PARA LA COCINA

ALIMENTACIÓN SEGÚN ESTADO DE SALUD

TESTS PARA CONOCERTE MEJOR

PREGÚNTALE AL EXPERTO

NUESTRA GASTROTECA


· URÍA, 38 4º A, 33003 OVIEDO · T. 985 217 535 · 2018 @ TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS ·

· DATOS LEGALES · CONTACTAR ·