INICIO > MONOGRÁFICOS > DIETÉTICA > DIETAS RICAS EN PROTEÍNAS

Monográficos


DIETAS RICAS EN PROTEÍNAS

¿Qué son y en qué se basan?

Pese a que las recomendaciones de consumo de proteínas acordadas internacionalmente para un adulto sano se establecen en 0,8 g de proteína por kg de peso corporal al día y entre un 10 y un 15% de todas las kilocalorías consumidas en el día, lo cierto es que a medida que las civilizaciones se van desarrollando, el aporte de alimentos ricos en este macronutriente excede ampliamente estos valores.

En el refranero español encontramos numerosos enunciados que denotan la falta de alimentos proteicos en las familias de antaño: “cuando seas padre, comerás huevos”, “sal con tomates, jamón de pobres”, “olla con jamón y gallina, ¡canela fina!”, “cuando no hay ni jamón ni lomo, de todo como”… como vemos, claros ejemplos de la exaltación de los alimentos proteicos en épocas de hambruna.

De manera paralela a los cambios socioculturales y demográficos, aparece un incremento de los casos de sobrepeso y obesidad en todos los rangos poblacionales, llegando a definirse como la “epidemia del s. XXI”. De manera sorprendente cada vez son más las personas que se decantan por seguir dietas de adelgazamiento basadas en un aporte excesivo de proteínas, fomentando un sobreconsumo de alimentos ricos en este macronutriente que ya de por sí estaba presente anteriormente.

En una sociedad donde cada vez más cuestas más de concebir un hogar sin conexión a internet o un móvil sin tarifa plana de datos, los casos de personas que siguen dietas no avaladas científicamente siguen aumentando de manera alarmante, pese a las recomendaciones vertidas en la red por numerosos especialistas en la materia. Así, si se introduce el texto “riesgos de las dietas hiperproteicas” en un buscador, se obtienen aproximadamente 17.100 resultados.

Llama la atención que la mayoría de las personas que siguen estas prácticas arriesgadas no conozcan sus orígenes, en qué se basan y sus riesgos ocultos.

Puede decirse que el precursor de estas prácticas fue William Banting quien, en 1863, hizo pública la primera edición de un panfleto en el que, tomando como referencia su propia experiencia, preconizaba las dietas bajas en hidratos de carbono y ricas en proteínas cárnicas, afirmando que resultaban muy efectivas en la pérdida de peso.

A partir de este momento, nacieron las hoy conocidas dietas cetogénicas, caracterizadas por pautas dietéticas basadas en el consumo libre de alimentos ricos en proteínas y en la restricción de los que contienen predominantemente hidratos de carbono en su composición, es decir, se aumenta el consumo de alimentos de carácter hiperproteico e hipergraso.

Los defensores de este tipo de dietas se basan en que la restricción de hidratos de carbono hace necesario movilizar las reservas de grasas corporales. Sin embargo, obvian que esta reacción corporal conlleva como respuesta la producción de unas sustancias de carácter ácido y saciante: los cuerpos cetónicos. Estos compuestos modifican el pH de la sangre y generan el estado de cetosis, eliminando parte de los cuerpos cetónicos por la orina, creando halitosis,  mareos, dolores de cabeza, deshidratación y otros efectos no deseados que pueden llegar a ser graves o, en el peor de los casos y mantenidos en el tiempo, incluso letales. Asimismo, pueden empeorar el estado físico de personas con patologías previas, como sería el caso de personas diabéticas.

Actualmente se sabe que el uso puntual y siempre bajo control médico de las dietas cetogénicas se aprueba en ciertos casos muy específicos (comentados a continuación). Sin embargo, se desaconseja su seguimiento prolongado por los riesgos que comportan.

Las dietas hiperproteicas se utilizan en la práctica clínica para corregir estados fisiológicos deteriorados, como en el caso de politraumatismos, SIDA, cáncer, quemados, malnutridos…



Ejemplos de dietas hiperprotéicas




PREGUNTAS FRECUENTES

TU ALIMENTACIÓN Y LA DE TU FAMILIA

SÓLO PARA TUS HIJOS

NUESTRA PIRÁMIDE DE LA ALIMENTACIÓN

DE LA DESPENSA A TU BOCA

IDEAS PARA LA COCINA

ALIMENTACIÓN SEGÚN ESTADO DE SALUD

TESTS PARA CONOCERTE MEJOR

PREGÚNTALE AL EXPERTO

NUESTRA GASTROTECA


· URÍA, 38 4º A, 33003 OVIEDO · T. 985 217 535 · 2018 @ TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS ·

· DATOS LEGALES · CONTACTAR ·