INICIO > MONOGRÁFICOS > ALIMENTACIÓN > OTRAS FORMAS DE COMER CALABAZA

Monográficos


OTRAS FORMAS DE COMER CALABAZA

Tradiciones

Esta hortaliza es de la misma familia que el calabacín, la sandía, el melón o el pepino. Sin embargo, su uso en la cocina de los hogares españoles no está tan extendido como en el caso de sus primos botánicos.

Quizá la causa se encuentra en que históricamente se asocia a situaciones negativas. En castellano la expresión “dar calabazas” nunca tuvo un significado positivo y habitualmente se relacionaba con lo que la RAE (Real Academia de la Lengua) define como “Desairarlo o rechazarlo cuando requiere de amores”.

En la época de la Antigua Grecia se achacaba la falta de apetito sexual al consumo de calabaza y, siguiendo en la misma línea, en la Edad Media se ingería con el fin de alejar los pensamientos impuros en los fieles y los clérigos que habían contraído el voto de castidad. Además, en los pueblos de la región catalana existía una práctica muy habitual que consistía en invitar a comer al pretendiente de la hija si éste no era oriundo de la comarca. Una vez finalizado el banquete, si el padre le entregaba un cigarro daba por aprobada la relación, mientras que si le servía calabaza éste debía abandonar cualquier intención con la hija.

Asimismo, la RAE indica una segunda acepción para la expresión “dar calabazas”: “Reprobarlo en un examen”, o lo que es lo mismo, supender.

Fuera de España, la simbología de la calabaza se relaciona con Halloween desde el s. XVIII, una fiesta de origen celta. Lo curioso es que no todo el mundo sabe es que la historia comienza con el uso de otra hortaliza. La leyenda dice que Jack, un hombre irlandés que había sido condenado a vagar eternamente por la Tierra como castigo a su vida de excesos y a sus tratos con el demonio, utilizó un nabo ahuecado para introducir una vela y poderse alumbrar, convirtiéndose en Jack O'Lantern (“el que porta la linterna”). La tradición de la noche de las brujas en Irlanda consistía en colocar nabos ahuecados con velas en las ventanas para alejar de su hogar al condenado. Sin embargo, con la emigración irlandesa al continente americano, la tendencia viró a sustituir los nabos por calabazas, ya que éstas eran más fáciles de adquirir.



Su composición




PREGUNTAS FRECUENTES

TU ALIMENTACIÓN Y LA DE TU FAMILIA

SÓLO PARA TUS HIJOS

NUESTRA PIRÁMIDE DE LA ALIMENTACIÓN

DE LA DESPENSA A TU BOCA

IDEAS PARA LA COCINA

ALIMENTACIÓN SEGÚN ESTADO DE SALUD

TESTS PARA CONOCERTE MEJOR

PREGÚNTALE AL EXPERTO

NUESTRA GASTROTECA


· URÍA, 38 4º A, 33003 OVIEDO · T. 985 217 535 · 2018 @ TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS ·

· DATOS LEGALES · CONTACTAR ·