ALIMENTOS CON ALTO CONTENIDO EN SAL Y SODIO

En general, todos los alimentos contienen sodio, pero dependiendo de su naturaleza o proceso de transformación, podemos encontrar diferencias significativas.

A continuación, se exponen una serie de alimentos que destacan por su alto contenido en sodio, por lo que su consumo se debe moderar:

  • Cereales y derivados como el pan con sal, galletas con sal, panes elaborados, panes integrales, cereales de desayuno de elevado contenido en sodio como arroz hinchado enriquecido, copos de maíz tostados enriquecidos y cereales integrales.
  • Alimentos dulces o azucarados, como la repostería, confitería, pastelería y bollería en general.
  • Quesos frescos, cremosos, curados y semicurados, leche en polvo y leche condensada.
  • Pescados en salmuera y en conserva, como son sardinas, atún, pulpo, pescados secos salados o ahumados (salmón, bacalao, etc.).
  • Mariscos, crustáceos y moluscos.
  • Carnes saladas, ahumados (beicon, tocino) y todo tipo de embutidos, fiambres, patés y salchichas.
  • Mantequilla y margarina con sal.
  • Comidas precocinadas en general, caldos y sopas concentradas o en polvo (pastillas de concentrado).
  • Aperitivos salados como galletas saladas, aceitunas, patatas fritas de bolsa, gusanitos, cortezas de cerdo, frutos secos fritos y salados, etc.
  • Aguas de elevada mineralización, con gas y sin gas (sobre todo las que provienen de zonas montañosas).
  • Edulcorantes con sodio, como sacarina y ciclamato sódico.
  • Sal fina, sal gruesa y pseudosales dietéticas como las sales de cebolla, de ajo, de apio, etc.
  • Condimentos como mostaza, salsa de soja, salsa barbacoa, mayonesa, kétchup, salsa de tomate envasada y salsas comerciales en general.


Es importante leer atentamente el etiquetado de los alimentos, ya que algunos productos alimenticios pueden contener fuentes ocultas de sal, necesaria para la elaboración industrial del alimento. Aditivos químicos como el disódico, glutamato monosódico, alginato de sodio, benzoato de sodio, propinato de sodio y bicarbonato de sodio, entre otros, son una fuente de sodio adicional a tener en cuenta.

Se consideran alimentos con alto contenido en sodio, los que aportan más de 500 mg de sodio por cada 100 g de alimento. Dicho esto, si comparamos los alimentos frescos con los transformados, podemos decir que los frescos rara vez superan dicho contenido; en cambio, la mayoría de los transformados, sí lo supera.

Veamos 2 cuadros, el primero con ejemplos de alimentos procesados y la cantidad de sal que aportan; y el segundo, para los alimentos frescos:




PREGUNTAS FRECUENTES

TU ALIMENTACIÓN Y LA DE TU FAMILIA

SÓLO PARA TUS HIJOS

NUESTRA PIRÁMIDE DE LA ALIMENTACIÓN

DE LA DESPENSA A TU BOCA

IDEAS PARA LA COCINA

ALIMENTACIÓN SEGÚN ESTADO DE SALUD

TESTS PARA CONOCERTE MEJOR

PREGÚNTALE AL EXPERTO

NUESTRA GASTROTECA


· URÍA, 38 4º A, 33003 OVIEDO · T. 985 217 535 · 2017 @ TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS ·

· DATOS LEGALES · CONTACTAR ·