PLANIFICA TU COMPRA

• Planifica con antelación
Como hemos visto, hacer la compra no es una tarea fácil, pero siguiendo unas cuantas indicaciones que a continuación te daremos, podrás conseguir ahorrar tiempo y dinero, mientras cuidas tu alimentación. Para ello, lo primero será confeccionar un menú equilibrado, siguiendo las recomendaciones de la pirámide de la alimentación saludable, y a partir de ahí, prepararte para hacer tu compra.

• Elabora tu lista de la compra
Una buena lista de la compra, basada en el menú que hemos diseñado, es fundamental para conseguir nuestro objetivo.

Antes de anotar en ella lo que vas a comprar , es fundamental que eches un vistazo a los alimentos que tienes en el frigorífico y en la despensa. De esta manera evitarás comprar artículos que aún no necesitas.

• En el supermercado
Una vez en el supermercado y anotado todo lo que precisas para elaborar el menú previsto, es conveniente que organices tu compra de forma que adquieras los alimentos congelados en último lugar, para evitar romper la cadena del frío con descongelaciones parciales.

Asegúrate de que todos los artículos se encuentran en perfectas condiciones: con el envase intacto (sin golpes) y con la fecha de caducidad en regla.

Es importante que mires las ofertas, eso te ayudará a ahorrar unos euros. Pero ten en cuenta que no te interesan paquetes familiares de productos perecederos, ya que no los consumirás antes de su fecha de caducidad. A veces es mejor comprar productos en cantidades más pequeñas, y así, aumentar la variedad en tu despensa. Recuerda eso: que en tu caso debes considerar los tamaños más reducidos o individuales que ofrece actualmente la industria, en lugar del tamaño familiar. Así, en función del tipo de alimento, podrás encontrar latas, briks, cajas, etc. a tu medida. A continuación, te mostramos algunos formatos que pueden interesarte:

• Alimentos no perecederos que se venden en paquetes, como arroz, pasta, harina, azúcar, sal, etc., suelen encontrarse en envases pequeños de medio kilo.

• Bebidas: Compra botellas individuales o latas.

• Conservas: Escoge siempre las más pequeñas.

• Leche: Existen envases de medio litro o briks individuales con la medida justa para un vaso. En este caso, podrías hacerte con los briks de litro, ya que, si sigues dieta una equilibrada, consumirás un litro de leche antes de que éste se estropee. Eso sí, una vez abierto el envase, mantenlo refrigerado.

• Verduras, hortalizas y patatas: Es preferible que las compres frescas al peso o por unidades. Si no, una buena opción es adquirirlas deshidratadas, congeladas o en conserva,  cuanto más variadas mejor. Si son frescas y se venden en bandejas, compra las de menor tamaño.

• Fruta: Adquiere la fruta por unidades o en bandejas pequeñas, preferiblemente fresca. Sin embargo, recomendamos tener en casa siempre latas de frutas al natural o en su jugo.

• Carne y pescado: Cómpralos frescos o congelados y recuerda que lo mejor es organizarlos en raciones individuales.

• Huevos: Decídete por las medias docenas.

• Fiambres y embutidos: Pide cantidades pequeñas en la charcutería o escoge bandejas envasadas al vacío.

El objetivo es que adquieras sólo aquellos productos que vas a consumir en un plazo de tiempo razonable.

 




PREGUNTAS FRECUENTES

TU ALIMENTACIÓN Y LA DE TU FAMILIA

SÓLO PARA TUS HIJOS

NUESTRA PIRÁMIDE DE LA ALIMENTACIÓN

DE LA DESPENSA A TU BOCA

IDEAS PARA LA COCINA

ALIMENTACIÓN SEGÚN ESTADO DE SALUD

TESTS PARA CONOCERTE MEJOR

PREGÚNTALE AL EXPERTO

NUESTRA GASTROTECA


· URÍA, 38 4º A, 33003 OVIEDO · T. 985 217 535 · 2018 @ TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS ·

· DATOS LEGALES · CONTACTAR ·