AJO

Descripción y características:

El ajo (Allium sativum L.) pertenece a la familia de las Liliáceas, al igual que el puerro, espárrago y cebolla.

Es una raíz bulbosa conocida como cabeza que engloba entre 6 y 12 bulbillos conocidos con el nombre de dientes de ajo. Cada diente está recubierto de una capa muy fina y membranosa, de color que varía entre tonalidades blancas, rojizas y violáceas, según la variedad. A su vez la cabeza posee otras capas que reúnen y compactan todos los dientes en su interior. El peso de la cabeza oscila entre los 40 y los 100 gramos. Su sabor es muy fuerte.

Su origen se establece en Asia central, desde donde se distribuyó al resto de los países. La bibliografía muestra que las civilizaciones egipcias, griegas y romanas utilizaban frecuentemente el ajo como medida terapéutica derivada de sus compuestos azufrados. La introducción al continente americano vino de la mano de los colonos españoles.

El principal productor de este bulbo en la actualidad es China. En Europa, España es el país que mayor volumen de ajo produce. Las regiones peninsulares más destacadas son Castilla-La Mancha y Andalucía.

Sus requerimientos edafoclimáticos se basan en su amplia tolerabilidad a los climas cambiantes, sensibilidad a la humedad y la preferencia por los suelos francos o algo arcillosos ricos en potasa y moderados de cal.

Variedades y mejor época de recolección:

Las variedades de ajo principales se pueden clasificar según su coloración externa en:

  • Blanco o común: Para consumo en seco debido a su sabor y aroma fuerte.
  • Morado: Su cultivo es menos tardío que el blanco. El tamaño de la cabeza y los dientes es más reducido.

Atendiendo a la zona del cuello podemos hablar de otras dos clases:

  • Cuello duro: Su cultivo tiene floración y produce hijuelos.
  • Cuello blando: Es de mayor rendimiento y su vida media es más elevada también.

Las características de su cultivo y su resistencia al almacenamiento prolongado nos permite poder consumirlos durante todo el año. A principios de primavera puede adquirirse la planta joven (ajete o ajo tierno) que presenta unas características organolépticas de sabor, textura y olor diferentes al del bulbo.

Composición Nutricional (100 gramos de alimento):

Energía (Kcal) 119,49
Agua (ml) 67,05
Proteínas (g) 5,65

Hidratos de carbono (g)  

De los cuales:

simples (g)

complejos (g)

23,40

 

21,10

2,30

Grasas (g)  

De las cuales:

saturadas (g)

poliinsaturadas (g)

monoinsaturadas (g)

Colesterol (mg)

0,37

 

0,08

0,20

0,01

0,00

Fibra dietética (g) 2,10

Vitaminas:

Vitamina C (mg)

Ácido fólico (mcg)

 

22,00

3,90

Minerales:

Potasio (mg)

Fósforo (mg)

Sodio(mg)

 

446,00

134,00

53,00

Para quién es bueno comer ajo:

Las propiedades que diferencian al ajo del resto de alimentos de su familia son los contenidos elevados de energía y proteínas. Sin embargo, dado que su uso culinario se hace en pequeñas cantidades como condimento, no son características realmente significativas a nivel nutricional.

Su aporte de sustancias azufradas y antioxidantes combate ciertas infecciones microbianas, de ahí su uso en la Antigüedad como antibiótico natural. También sirve como antitrombótico y algunos estudios científicos parecen demostrar que la quercetina (flavonoide) presente en su composición actúa como un anticancerígeno.




PREGUNTAS FRECUENTES

TU ALIMENTACIÓN Y LA DE TU FAMILIA

SÓLO PARA TUS HIJOS

NUESTRA PIRÁMIDE DE LA ALIMENTACIÓN

DE LA DESPENSA A TU BOCA

IDEAS PARA LA COCINA

ALIMENTACIÓN SEGÚN ESTADO DE SALUD

TESTS PARA CONOCERTE MEJOR

PREGÚNTALE AL EXPERTO

NUESTRA GASTROTECA


· URÍA, 38 4º A, 33003 OVIEDO · T. 985 217 535 · 2018 @ TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS ·

· DATOS LEGALES · CONTACTAR ·