APÚNTATELO... PARA EMPEZAR A TRABAJAR CON BUEN PIE!

1.    Tu cuerpo necesita volver a su propia rutina de alimentación. Tras los festejos, las barbacoas, las innumerables comidas en restaurantes… necesita variedad y equilibrio. Consume gran cantidad de alimentos, sobre todo frutas , verduras y hortalizas para alcanzar las necesidades suficientes de vitaminas y minerales y muy pocas calorías.

2.    Porque el estreñimiento aparece frecuentemente en la época estival y preferentemente en el género femenino, debes hacer hincapié en el consumo de alimentos integrales y de origen vegetal. Además, ¡no olvides beber al menos dos litros de agua al día!

3.    ¡El temido sonido del despertador y de nuevo largas jornadas de trabajo! Una buena opción para mantenerte alerta es tomar bebidas que contengan cafeína. Refrescos, café y té pueden ser unos buenos aliados hasta tu organismo se acostumbre de nuevo. Pero recuerda, ¡siempre con moderación!

4.    Los kilitos ganados no se acumularon en un día, no te agobies y plantéate perder peso poco a poco. Acude a un dietista-nutricionista titulado para que te ayude a diseñar un plan adaptado a tus necesidades y ¡no te la juegues! ¡Huye de las dietas milagro que te prometen grandes pérdidas de peso en tiempo récord!

5.    Fomenta que tus hijos se involucren en su alimentación . Durante el fin de la semana planea con ellos los menús de los siguientes días. ¡Para ellos puede ser divertido al permitirles autonomía y a ti te facilitará la tarea diaria! Además conseguirás diseñar platos más atractivos para ellos y a jugar con la variedad de los alimentos.

6.    Las ensaladas y cremas frías te han acompañado todo este tiempo, pero ¿has podido comer en los buffets de hoteles todas las clases de frutas, verduras, hortalizas, legumbres y pescados que habitualmente consumes? ¿La sartén del apartamento era “súperadherente” y te impedía cocinar de modo adecuado? Tranquilo/a, ¡ya estás en casa! Cómprate una revista de cocina y elabora platos algo más complejos ahora que puedes.

7.    Notas que tu cuerpo se resiente del exceso de tiempo tumbado bajo el sol y del sedentarismo. Retoma tu actividad física, no sólo te ayudará a ponerte en forma, sino también a disminuir la ansiedad de la vuelta al trabajo. Ten en cuenta que deberás empezar poco a poco. ¿Un partidito de pádel este sábado?

8.    Por todos es conocido el efecto beneficioso del ejercicio físico . ¡Aprovecha para comenzar a hacerlo! El momento es excelente: te encuentras algo hinchado, estás deprimido por la vuelta al trabajo y hay numerosas ofertas en los gimnasios. ¿Te lo vas a perder?

9.    La vuelta de vacaciones no es sólo sinónimo de trabajo, sino de actividades con los amigos, dedicación a la familia, ejercicio físico… No te centres sólo en las cosas negativas que te desaniman, ¡disfruta de los placeres de la vida diaria!

10.    Ritmos de sueño y horarios totalmente descontrolados… Es complicado volver a madrugar y rendir de modo óptimo durante el día, a menudos sin posibilidad de siesta y con el ajetreo de la casa. Trata de ir pronto a dormir para poder descansar al menos 8 horas diarias. ¡Tu cuerpo te lo agradecerá!




PREGUNTAS FRECUENTES

TU ALIMENTACIÓN Y LA DE TU FAMILIA

SÓLO PARA TUS HIJOS

NUESTRA PIRÁMIDE DE LA ALIMENTACIÓN

DE LA DESPENSA A TU BOCA

IDEAS PARA LA COCINA

ALIMENTACIÓN SEGÚN ESTADO DE SALUD

TESTS PARA CONOCERTE MEJOR

PREGÚNTALE AL EXPERTO

NUESTRA GASTROTECA


· URÍA, 38 4º A, 33003 OVIEDO · T. 985 217 535 · 2017 @ TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS ·

· DATOS LEGALES · CONTACTAR ·