EL PAN, UNA GRAN BASE DE NUESTRO PATRÓN ALIMENTARIO

Es el producto resultante de la cocción de una masa  de harina de trigo fermentada con levaduras.
Pueden utilizarse otros cereales para su elaboración: el centeno, la cebada, la avena o el maíz, o incluso incorporar varios tipos de cereal. Otra posibilidad es utilizar una mezcla de harinas, más o menos refinadas, de un mismo cereal; para que la cantidad de salvado o germen sean superiores, y por tanto, obtener panes integrales o semi integrales.
Esta es la base de cualquier pan, pero también pueden añadirse otros ingredientes con los que se obtiene pan enriquecido, de Viena, francés, etc. O por el contrario, eliminar ciertos nutrientes o utilizar otros tipos de harinas para el tratamiento dietético de ciertas enfermedades como son la celiaquía o la fenilcetonuria.


Recomendaciones alimentarias y culinarias del pan
El consumo de pan debe ser diario y estar presente, en mayor o menor medida, en todas las comidas a lo largo del día, combinándolo con otros alimentos igualmente ricos en hidratos de carbono complejos (arroz, pasta italiana, patata etc.). Es decir, el pan puede y debe contribuir al aporte de energía en forma de hidratos de carbono en nuestra alimentación diaria.

Debemos de potenciar el consumo de los de tipo integral o semiintegral por su mayor aporte en fibra dietética, vitaminas y minerales. Los productores de pan deben ir mejorando las cualidades organolépticas (sabor, olor, etc.) de este tipo de panes, para hacerlos más apetecibles, ya que de no ser así, el consumidor acaba prefiriendo los panes blancos por su mejor palatabilidad.

Os proponemos, a continuación, algunos ejemplos:

  • Pan blanco. Se elabora con harina de trigo refinada y a pesar de ser rico en hidratos de carbono complejos, es muy deficitario en fibra, vitaminas y minerales.
  • Pan integral. Se fabrica con harina integral y levadura natural. Es más digerible y contiene fibra, vitaminas del grupo B y minerales. Tiene un color más oscuro y un sabor más fuerte, por ello en ocasiones, puede parecer menos apetitoso.
  • Pan de salvado. Se trata de un pan semi integral ya que se elabora con harina refinada a la que se le añade salvado. Al no contener el germen del cereal, resulta deficiente en cuanto a vitaminas y minerales.
  • Pan de centeno. Es pan más compacto debido a que el centeno no contiene tanto gluten como el trigo. Por ello, queda menos gas en el interior, y como consecuencia es menos esponjoso. Es muy rico en fibra y nutritivo.
  • Pan de soja. Al incluir soja entre sus ingredientes, se consigue una mejor calidad proteínica en el pan. 
  • Pan de semillas, frutos secos, etc. El único objetivo es ofrecer otros tipos de sabores y hacer el pan más apetitoso y nutritivo. Se añaden a la masa semillas como: pipas de girasol, de calabaza, sésamo, etc.
  • Pan de molde. Este tipo de pan está dentro del grupo de panes especiales ya que contiene además de los ingredientes habituales (harina, sal, levadura y agua), otros como huevo, leche en polvo, harina enriquecida, grasas vegetales, etc. Que le aportan una consistencia más blanda además de un período más largo de conservación.
  • Pan de Viena o pan francés. Se trata de un pan de masa blanda elaborado con los ingredientes tradicionales pero además se le añaden azúcares, leche o ambos, en la cantidad suficiente para darle una textura y un sabor más suave.
  • Pan sin gluten. Las personas que padecen celiaquía no pueden tomar gluten, proteína presente en ciertos cereales (trigo, cebada, centeno y avena); esto les impide también, tomar los derivados que se fabrican a partir de ellos: pan, pasta italiana, etc. Actualmente, en el mercado existen sustitutos de estos alimentos en su versión exenta de esta proteína, como el caso del pan sin gluten. Puede comprarse hecho en tiendas especializadas o hacerlo en casa con ayuda de una panificadora. Los ingredientes son harina de maíz o de arroz, levadura madre exenta de gluten, sal y agua. Se le puede añadir una pizca de azúcar para que coja una coloración más tostada y un poquito de aceite de oliva para darle más sabor.

Estos consejos te valdrán para poder properar tus bocadillos caseros .




PREGUNTAS FRECUENTES

TU ALIMENTACIÓN Y LA DE TU FAMILIA

SÓLO PARA TUS HIJOS

NUESTRA PIRÁMIDE DE LA ALIMENTACIÓN

DE LA DESPENSA A TU BOCA

IDEAS PARA LA COCINA

ALIMENTACIÓN SEGÚN ESTADO DE SALUD

TESTS PARA CONOCERTE MEJOR

PREGÚNTALE AL EXPERTO

NUESTRA GASTROTECA


· URÍA, 38 4º A, 33003 OVIEDO · T. 985 217 535 · 2018 @ TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS ·

· DATOS LEGALES · CONTACTAR ·