EL EMBARAZO

La principal modificación en el cuerpo de la  mujer durante el embarazo es el aumento de peso. En las mujeres con un estado nutricional correcto, previo al embarazo, se considera aceptable un aumento de peso de entre 9 y 12 kg. Lo ideal es aumentar 1,5-1,8 kg durante el primer trimestre, unos 3,5 kg en el segundo trimestre y, el resto, durante el tercer trimestre. En este último es cuando el feto gana peso de forma sustancial, y por ello se estima normal ganar unos 400 g por semana.

La alimentación de la mujer durante el embarazo tiene un papel muy importante en la prevención de riesgos, durante el desarrollo del bebé y en el parto. Ésta tiene como principales objetivos: cubrir las necesidades energéticas de la madre, cubrir las necesidades para el crecimiento del feto y crear las reservas necesarias para poder hacer frente al parto y a la futura lactancia.
 
Antes de tratar las recomendaciones alimentarias concretas para este grupo de población, es importante aclarar una serie de términos básicos, en cuanto a nutrición y alimentación que muchas veces conducen a error.

En primer lugar, el término “alimentación” hace referencia a un proceso voluntario y educable de elección de alimentos. En cambio, cuando hablamos de “nutrición” nos referimos al conjunto de procesos internos, involuntarios y no educables, llevados a cabo por parte del organismo para la obtención de nutrientes. A su vez, los nutrientes son las sustancias obtenidas a partir de los alimentos y que desempeñan diferentes funciones en nuestro organismo, siendo necesarias para el mantenimiento de la vida, el funcionamiento y desarrollo del organismo, así como para llevar a cabo las actividades diarias. Hay varios tipos de nutrientes y cada uno de ellos tiene una función principal en el organismo. A continuación se detallan los tipos de nutrientes y su función principal.

 

Nutriente Función principal
Hidratos de carbono Energética
Grasas Energética
Proteínas Estructural
Vitaminas Reguladora
Minerales Reguladora/Estructural

 

Durante el embarazo es importante tener en cuenta que una parte de estos nutrientes debe llegar al feto; por esta razón, teniendo en cuenta lo que se ha explicado anteriormente, el feto no se alimenta sino que se nutre a través de la placenta, cosa que explica la importancia de una correcta alimentación materna.

Estas necesidades nutricionales van variando a lo largo del embarazo. Sin embargo, un error frecuente que solemos cometer es pensar que las necesidades nutricionales están en función del grado de desarrollo del feto, cosa que sólo implicaría un incremento nutricional durante le tercer trimestre. Esto no es así, de hecho, algunos estudios demuestran que en mujeres que por razones diversas no han llevado una alimentación equilibrada durante el tercer trimestre de gestación, los bebés no han tenido mayores problemas en el nacimiento. Cosa que se explica porque es durante el primer semestre del embarazo cuando se produce la diferenciación celular y cuando la madre almacena sus reservas de nutrientes, los que posteriormente serán liberados al feto. En el caso de que la madre, por la razón que sea, no realice un buen almacenamiento de nutrientes, éstos se movilizarán a partir de las propias reservas de la madre, para que el feto pueda cubrir sus necesidades. Cosa que conllevará una malnutrición en la madre.

Necesidades energéticas

Si nos fijamos en la cantidad extra de energía, podemos decir que se estima de 300-400 Kcal/día durante el primer y el segundo trimestre, no considerándose relevante ninguna cantidad adicional en el tercer trimestre. De todas maneras, dado que a menudo, en la sociedad actual, las cantidades de energía diarias están por encima de los requerimientos reales, es mejor hablar no tanto de energía extra, sino de hacer ciertos ajustes para llevar una alimentación variada y suficiente para conseguir todos los nutrientes necesarios y asegurar así, un buen estado de salud, tanto de la madre como del futuro bebé. Esto lo podemos conseguir fijándonos en las raciones diarias de cada grupo de alimentos que se recomiendan para las mujeres embarazadas. Veamos la siguiente tabla:

Raciones diarias recomendadas (diferenciadas por trimestres)

Grupo de alimentos Primer trimestre Segundo trimestre Tercer trimestre
Feculentos o farináceos 3,5 raciones 4 raciones 3,5 raciones
Verduras y hortalizas 2 raciones 2 raciones 2 raciones
Frutas 3 raciones 3 raciones 3 raciones
Proteicos 2 raciones 2,5 raciones    2,5 raciones
Lácteos 3 raciones 4 raciones 4 raciones
Grasas 3 raciones 3 raciones 4 raciones
Azúcares Limitar el consumo Limitar el consumo Limitar el consumo
Agua 5-8 vasos/ día durante todo el embarazo

Grupo de alimentos Alimento Cantidad por
ración(gramos)
Feculentos o farináceos Pan 100
Biscotes 70-80
Arroz o pasta en crudo 60-75
 Patatas 250
Legumbres secas crudas 75
Guisantes o habas frescas 300
Cereales desayuno 60-80
Galletas Maria 60
Verduras y hortalizas Verduras y hortalizas crudas y cocida 150-250
Frutas Fruta fresca
120-150
Proteicos Carne 100
Pescado 125
Huevos 100-120
Lácteos Leche 200
Yogur 250
Queso fresco 125
Queso semicurado 40
Grasas Aceite de oliva o otros aceites vegetales 10
Frutos secos 12-25
Mantequilla o margarina 10-15
Azúcares Azúcar, cacao, mermelada, miel, caramelos, bollería, etc. ---

Algunos embarazos merecen una atención alimentaria especial. Sería el caso de embarazo de una madre adolescente, ya que está en plena fase de crecimiento, de embarazos múltiples, los de mujeres vegetarianas que pueden padecer algún déficit nutricional o en casos de enfermedades tipo diabetes, obesidad, etc.

 

Recomendaciones a tener en cuenta durante el embarazo

1.    Fraccionar la toma de alimentos. Es decir, repartir la ingesta de alimentos a lo largo del día en 6-7 tomas. Procurando que éstas no sean muy copiosas, para facilitar una correcta digestión.

2.    Comer lentamente y masticar bien.

3.    Incluir alimentos de todos los grupos de la pirámide alimentaria, para conseguir una alimentación equilibrada.

4.    Asegurar un aporte correcto de ácido fólico o vitamina B9, ya que es indispensable para el aumento del número de células, el desarrollo del sistema nervioso del feto, el crecimiento uterino y la formación de la placenta. Su déficit está relacionado con la anemia y espina bífida en el bebé. Las principales fuentes alimentarias de ácido fólico o vitamina B9 son las verduras de hoja verde y el hígado

5.    En el caso de las verduras que se vayan a consumir crudas, es importante desinfectarlas y posteriormente aclararlas correctamente antes de su consumo.

6.    Evitar el consumo de carne y pescado crudos parar evitar enfermedades graves como la toxoplasmosis. Es importante lavarse correctamente las manos después de manipular cualquier alimento.

7.    Potenciar el consumo de pescado. Se aconseja comer pescado azul (salmón, atún, sardinas, caballa, etc.) 2 o 3 veces por semana, siempre que no haya aberración por el mismo.

8.    Utilizar el aceite de oliva virgen como principal fuente de grasas por sus propiedades beneficiosas demostradas.

9.    Moderar el consumo de azúcar y dulces. Vigilar especialmente con aquellos alimentos como la bollería que además de azúcares sencillos incluyen grasas saturadas en su composición.

10.    Evitar las cocciones muy condimentadas o muy grasientas como fritos y guisos.

11.    Evitar las bebidas es estimulantes como el café, el te o las bebidas de cola.

12.    Evitar el consumo de bebidas alcohólicas, tabaco y medicamentos. Todos ellos resultan tóxicos para el feto.

13.    Procurar mantener una buena higiene dental ya que el embarazo genera un aumento de la acidez del organismo que favorece la aparición de caries.

Trastornos clínicos frecuentes durante el embarazo

•    Nauseas y vómitos: Suelen darse durante el primer trimestre, aunque en algunas mujeres se prolongan durante todo el embarazo. Se recomienda:
     o    Comer cantidades pequeñas pero más a menudo, cada 2 o 3 horas, para evitar digestiones pesadas.
     o    Evitar alimentos que no apetezcan o que desprendan olores fuertes.
     o    Comer los alimentos fríos o a temperatura ambiente ya que desprenden menos olor.
     o    Para los vómitos o náuseas mañaneras, se recomienda tomar una pequeña porción de alimento fácil de digerir, como podría ser 1-2 biscotes, 1 rebanada pequeña de pan, etc. Justo antes de levantarse, 5-10 minutos antes.

•    Acidez de estómago: Es muy frecuente durante el tercer trimestre del embarazo y normalmente está causado por la mayor presión del útero sobre el estómago. Para minimizarlo se recomienda:
     o    Adoptar una postura correcta al comer para evitar una mayor presión sobre la cavidad gástrica
     o    Comer cantidades más pequeñas pero frecuentes.
     o    Evitar los condimentos picantes, alimentos excesivamente grasos y bebidas gaseosas.

•    Estreñimiento: Puede darse en cualquier momento del embarazo, ya sea por la menor motilidad intestinal o por una dieta poco equilibrada y pobre en fibra. Para prevenirlo o mejorarlo es necesario:
     o    beber suficiente agua (mejor fuera de las comidas para evitar la hinchazón o una digestión más pesada),
     o    consumir fruta, verduras y hortalizas a diario,
     o    consumir legumbres al menos 1-2 veces por semana, así como cereales, arroz integral y pan integral,
     o    hacer ejercicio físico de forma regular según posibilidades individuales.

•    Diabetes gestacional: Aunque no ocurre en todos los casos, algunos factores de riesgo que pueden llevar a la madre a padecerla son obesidad antes o durante la gestación, que la madre sea mayor de 35 años, antecedentes familiares, etc. Esta complicación puede provocar un parto prematuro, mayor riesgo de aborto, excesivo peso del bebé en el nacimiento, defectos congénitos o, incluso, mayor riesgo de mortalidad para la madre. Por ello es importante prevenirlo y controlarlo mediante:
     o    controles periódicos,
     o    dieta personalizada y controlada,
     o    práctica de ejercicio físico según posibilidades individuales.




PREGUNTAS FRECUENTES

TU ALIMENTACIÓN Y LA DE TU FAMILIA

SÓLO PARA TUS HIJOS

NUESTRA PIRÁMIDE DE LA ALIMENTACIÓN

DE LA DESPENSA A TU BOCA

IDEAS PARA LA COCINA

ALIMENTACIÓN SEGÚN ESTADO DE SALUD

TESTS PARA CONOCERTE MEJOR

PREGÚNTALE AL EXPERTO

NUESTRA GASTROTECA


· URÍA, 38 4º A, 33003 OVIEDO · T. 985 217 535 · 2017 @ TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS ·

· DATOS LEGALES · CONTACTAR ·