UNOS MOTIVOS PARA COMER FRUTOS SECOS

Los responsables de las propiedades beneficiosas de estos alimentos son:

• Su riqueza en grasas monoinsaturadas (como el ácido oleico) y poliinsaturadas (especialmente ω3 y ω6). Ambos, juegan un papel importante en la prevención de enfermedades cardiovasculares y, por tanto, un consumo habitual, frecuente y siempre adecuándolo al valor calórico total diario de estos alimentos, puede mejorar nuestra salud.

• Por su parte, las frutas desecadas (pasas, ciruelas, higos, albaricoques desecados, etc.) aportan mucha energía en forma de hidratos de carbono de absorción rápida, y pueden utilizarse como alimento de reposición para deportistas y niños. Se pueden comer solas, acompañando un yogur o como ingrediente de algún postre.

• Tanto las semillas como las frutas desecadas, destacan por su alto contenido en fibra, soluble e insoluble. De hecho, las últimas, multiplican por 3 su concentración de fibra, si las comparamos con la misma fruta fresca. En general, mejoran el tránsito intestinal e intervienen en la previención de ciertos tipos de cáncer.

• Destaca su contenido en vitaminas:

  • Liposolubles, especialmente la E, con gran capacidad antioxidante y la A, que mejora nuestra capacidad visual, especialmente cuando hay poca luz.
  • Hidrosolubles, a destacar las del grupo B que intervienen en el metabolismo de los azúcares.

• Aportan sustancias bioactivas, como antioxidantes y fitoesteroles, que protegen al organismo de los radicales libres que se producen, por ejemplo, durante el ejercicio físico

• Son fuente natural de minerales como el calcio (característica de especial relevancia en personas con alergia o intolerancia a los lácteos), el yodo o el magnesio, que intervienen en el desarrollo intelectual. Así como también, son ricos en hierro y fósforo, minerales muy indicados para deportistas o personas con un gran desgaste físico e intelectual.

• Además, los frutos secos son la mayor fuente natural de arginina, un aminoácido que juega un papel importante en la cicatrización, detoxificación, en las funciones inmunológicas y promueven la secreción de varias hormonas, incluyendo insulina y la hormona del crecimiento.

¿Por qué debemos comer frutos secos?

  1. Porque contienen grasas buenas para nuestra salud cardiovascular, en forma de ácido oleico, Omega 3 y Omega 6.
  2. Son una buena fuente de aminoácidos esenciales, es decir, los que nuestro organismo no puede sintetizar y que deben ser aportados a través la dieta.
  3. Proporcionan cantidades significativas de calcio, yodo y magnesio, así como una cantidad significativa de fibra dietética.

En restauración, los frutos secos pueden ser utilizados de muy diversas maneras: como ingrediente para postres, en dulces, como parte de salsas o condimentos, pero en nuestra sociedad, el consumo más habitual se produce en forma de snacks, bien sean fritos, salados o crudos.




PREGUNTAS FRECUENTES

TU ALIMENTACIÓN Y LA DE TU FAMILIA

SÓLO PARA TUS HIJOS

NUESTRA PIRÁMIDE DE LA ALIMENTACIÓN

DE LA DESPENSA A TU BOCA

IDEAS PARA LA COCINA

ALIMENTACIÓN SEGÚN ESTADO DE SALUD

TESTS PARA CONOCERTE MEJOR

PREGÚNTALE AL EXPERTO

NUESTRA GASTROTECA


· URÍA, 38 4º A, 33003 OVIEDO · T. 985 217 535 · 2018 @ TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS ·

· DATOS LEGALES · CONTACTAR ·