TIPOS DE SALSAS E IDEAS SABROSAS

La clasificación de las salsas es muy variada. En ocasiones, los autores las dividen en dos grupos: las principales y las derivadas. Dentro de las primeras encontramos algunas como la mayonesa, la bechamel, la veluté, la bernesa, la holandesa, la demi-glaceé, la española, la de tomate y la vinagreta. Las derivadas surgen tomando como base las principales: alioli, tártara, Mornay, Soubise, Escoffier, poulette, Nantua, bigarade, bordelesa, barbacoa, choron, anchoyade y ravigote, son claros ejemplos de ellas.

Son muy utilizadas las salsas con base de yogur, puesto que son una alternativa muy adecuada, son fáciles de elaborar, nutritivas, aptas de acompañamiento para carnes, pescados, pasta y verduras, y con un aporte calórico bajo, en comparación con otras, como la mayonesa, lo que en conjunto las hace ideales para dietas de adelgazamiento.

Algunas sugerencias para elaborar una salsa con base de de yogur diferente son las siguientes:

  • Introducir pepinillos en vinagre, aceitunas y cebolletas picadas finamente para obtener una salsa tártara diferente
  • Añadir ajo picado, albahaca, pimienta negra molida, zumo de limón y aceite de oliva virgen
  • Añadir a la base de yogur, pepino pelado y picado, ajo machacado, menta fresca o cilantro, alcaparras, aceite de oliva y un poquito de sal.

Las vinagretas también son una alternativa fácil de elaborar. La base normalmente se obtiene con una proporción 1:3, 1 parte de vinagre en cualquiera de sus variedades (vinagre de Jerez, de Módena, de manzana, etc.) o limón, por 3 partes de aceite de oliva.

Algunos ejemplos para hacer vinagretas diferentes:

  • Aceite de oliva, vinagre de Jerez y mostaza de Dijon
  • Aceite de oliva, vinagre de manzana, cebolla picada y menta
  • Aceite de oliva, zumo de limón, orégano, ajo machacado, comino molido y un poquito de salsa de mostaza dulce

Para cualquier salsa o vinagreta, lo ideal es picar finamente todos los ingredientes y mezclarlos bien con la ayuda de un batidora, unas varillas manuales o incluso, dependiendo del tipo de ingredientes, si tienen texturas bastante similares, puede ser suficiente introduciéndolos en un tarro de cristal o plástico, taparlo bien y agitarlo fuerte hasta conseguir una mezcla homogénea.

Otros tipos de salsas que pueden ayudarnos a dar un sabor diferente a nuestros platos más típicos pueden ser:

  • Salsa romesco (Ingredientes: almendras y avellanas picadas, ajo, tomate seco y ñoras, un poquito de pan, pimentón dulce, aceite de oliva y vinagre de jerez)
  • Salsa de naranja (Ingredientes: piel de naranja cortada en tiras, zumo de una naranja, agua y maicena)
  • Salsa "al pesto" (Ingredientes: albahaca fresca, ajo machacado, piñones, un poco de queso fresco suave, aceite de oliva y sal)

Además, cabe destacar la opción de saborizar el aceite de oliva con la introducción y maceración de ingredientes, como pimentón, ajo, anchoas, especias tal y como puedes ver en el apartado dedicado a las Salsas de Nuestra Gastroteca .

Finalmente, sólo destacar que a pesar de ser salsas saludables no debe hacerse un consumo excesivo de las mismas y si bien, cada día podríamos tomar alguna de ellas, el secreto reside en que la cantidad que tomemos no sea demasiado abundante, con 1-2 cucharadas soperas puede ser suficiente y nos permitirá degustar nuestros platos más sabrosos con un toque diferente, ¡pruébalo, te va a gustar!




PREGUNTAS FRECUENTES

TU ALIMENTACIÓN Y LA DE TU FAMILIA

SÓLO PARA TUS HIJOS

NUESTRA PIRÁMIDE DE LA ALIMENTACIÓN

DE LA DESPENSA A TU BOCA

IDEAS PARA LA COCINA

ALIMENTACIÓN SEGÚN ESTADO DE SALUD

TESTS PARA CONOCERTE MEJOR

PREGÚNTALE AL EXPERTO

NUESTRA GASTROTECA


· URÍA, 38 4º A, 33003 OVIEDO · T. 985 217 535 · 2017 @ TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS ·

· DATOS LEGALES · CONTACTAR ·