TEN EN MENTE CUÁLES SON…

Como sabemos, la mayoría de productos alimenticios tienen una fecha de caducidad, que es la que nos marca la fecha límite en la que podemos consumir ese producto, sin ningún tipo de riesgo sanitario, a la par que garantizando que sus calidades nutritiva y organoléptica se mantienen inalterables. O bien, en productos con una mayor duración, aparece la fecha de consumo preferente, que nos indica que después de ese día, no se garantiza la misma calidad del producto al consumidor. En ambos casos, nos indica el tiempo concreto en que puede permanecer en venta el producto, y pasada esa fecha, deberá retirarse de las estanterías del establecimiento y quedará prohibida su venta.

Tal y como hemos visto, existe una diferencia importante entre fecha de caducidad y fecha de consumo preferente: viene dada precisamente, por el tiempo en que dicho producto mantiene sus características iniciales intactas y que no supone ningún riesgo para la salud de quienes lo consumen. Es decir, los alimentos más perecederos deberán llevar siempre la fecha de caducidad y no ser consumidos una vez sobrepasada la misma; en cambio, los menos perecederos, podrán llevar en su lugar, la fecha de consumo preferente.

Una vez dicho esto, podemos entender porque es tan importante, a la hora de planificar nuestra compra, saber si se trata de alimentos que pueden guardarse durante un largo período de tiempo, sin riesgo para la salud, o si por el contrario deberemos comprarlos más a menudo para que no se nos estropeen en nuestra despensa o frigorífico.

Veamos a continuación una clasificación de los diferentes alimentos en función del tiempo en que mantienen sus características nutritivas, organolépticas y de salubridad intactas:

• Alimentos perecederos. Son aquellos que se deterioran fácilmente y que sólo mantienen sus características organolépticas durante un corto período de tiempo.

  • Frutas
  • Verduras
  • Pescados
  • Carnes
  • Huevos
  • Leche (una vez abierta) y derivados lácteos
  • Pan
  • Pasta fresca

• Alimentos no perecederos. Son aquellos alimentos que mantienen sus características organolépticas durante un largo período de tiempo y que no se estropean fácilmente.

  • Pasta seca
  • Arroz
  • Legumbres
  • Harina
  • Azúcar
  • Sal
  • Conservas
  • Productos enlatados
  • Congelados

Gracias a esta clasificación, a partir de ahora podremos hacer nuestra lista de la compra con más garantías.




PREGUNTAS FRECUENTES

TU ALIMENTACIÓN Y LA DE TU FAMILIA

SÓLO PARA TUS HIJOS

NUESTRA PIRÁMIDE DE LA ALIMENTACIÓN

DE LA DESPENSA A TU BOCA

IDEAS PARA LA COCINA

ALIMENTACIÓN SEGÚN ESTADO DE SALUD

TESTS PARA CONOCERTE MEJOR

PREGÚNTALE AL EXPERTO

NUESTRA GASTROTECA


· URÍA, 38 4º A, 33003 OVIEDO · T. 985 217 535 · 2018 @ TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS ·

· DATOS LEGALES · CONTACTAR ·