NUESTROS CONSEJOS PRÁCTICOS PARA COCINAR CON CONSERVAS

A la hora de comprar…

  • Rechaza los envases que presenten anomalías. En el caso de las latas, observa que no tienen golpes, abolladuras, hinchamiento, etc. Si se trata de tarros, asegúrate de que la tapa está bien sellada.Ten en cuenta que si sucede esto, el alimento podría estar dañado y ocasionar un riesgo para tu salud.
  • Elige el tamaño del envase en función de la cantidad de producto que vayas a consumir. El mercado nos ofrece alimentos en conserva de muy distintos tamaños y formatos. Sin embargo, no debes olvidar que, a pesar de que los formatos familiares suelen ser los más económicos, es probable que no consumas todo el producto en pocos días y, finalmente, tal vez haya que tirarlo a la basura. Si este es tu caso, aunque sean algo más caros, compra conservas en tamaños pequeños o medianos.

En tu despensa…

  • Mantén organizada tu despensa. La despensa debe ser un lugar oscuro, seco, fresco y libre de olores. En general, un armario de la cocina puede valer.Es útil que guardes tus conservas con cierto orden para saber en todo momento de qué productos dispones. Incluso, sería una buena idea hacer un inventario de productos. No obstante, con estos sencillos consejos puede ser suficiente para que tu despensa sea muy práctica. Así,
  • Agrupa las conservas por alimentos. De este modo tendrás todos los alimentos de un mismo tipo juntos y evitarás comprar unidades que quizá no necesites.
  • Busca la mejor manera de apilarlos. Optimiza el espacio apilando las conservas de los mismos alimentos con formato parecido.
  • Ten en cuenta los productos que más consumes. Deja para los estantes más inaccesibles los alimentos cuyo empleo no sea frecuente y reserva las baldas que tengas más a la vista para los productos que más consumas.
  • No olvides las fechas de consumo preferente. unque son alimentos cuya vida media es larga, existe una fecha de consumo preferente en cada uno de ellos. Por eso, es mejor que los coloques teniendo en cuenta cuando debes consumirlos. Pon al fondo las conservas que puedes consumir más tarde.
  • Ten siempre en la despensa tus “conservas comodín”. Existen alimentos que pueden sacarnos de un apuro en un momento dado o que son un complemento ideal para otros platos. Es recomendable que tengas siempre a mano esos alimentos comodín: las conservas de atún son estupendas para ensaladas, bocadillos, rellenos y salsa; los espárragos pueden ser un primer plato ideal, un acompañamiento o un ingrediente de una ensalada. Lo mismo sucede con otros productos. Descubre qué alimentos cumplen esa función en tu cocina .


Antes de abrir la conserva…

  • Asegúrate de que está en buen estado. Vuelve a verificar que no tiene abolladuras o golpes. Además, si está sucia por fuera es recomendable que la limpies.
  • Sería recomendable también que comprobaras la fecha de consumo preferente.


Una vez abierta…

  • Si no has consumido el total de la conserva, no pasa nada. Sin embargo, es importante que tengas presente que debes tratar el alimento como si fuera un producto fresco.
  • De este modo, lo primero que debes hacer es desechar el envase original, sobre todo si es una lata, e introducir el alimento en un recipiente hermético.
  • Tendrás 4 ó 5 días para consumirlo . Si no lo haces en este periodo de tiempo, es probable que se estropee y tengas que tirarlo.

 




PREGUNTAS FRECUENTES

TU ALIMENTACIÓN Y LA DE TU FAMILIA

SÓLO PARA TUS HIJOS

NUESTRA PIRÁMIDE DE LA ALIMENTACIÓN

DE LA DESPENSA A TU BOCA

IDEAS PARA LA COCINA

ALIMENTACIÓN SEGÚN ESTADO DE SALUD

TESTS PARA CONOCERTE MEJOR

PREGÚNTALE AL EXPERTO

NUESTRA GASTROTECA


· URÍA, 38 4º A, 33003 OVIEDO · T. 985 217 535 · 2017 @ TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS ·

· DATOS LEGALES · CONTACTAR ·