UNA VAJILLA PARA CADA ESTILO

La vajilla es un elemento imprescindible en la mesa, tanto para ocasiones especiales como para los días de diario. Las hay de multitud de formas y colores y deberemos escoger la que más se adecue a nuestro estilo e, incluso, a cada ocasión.

Los materiales pueden ser muy diversos, desde la típica porcelana o loza, a cristal, plástico o papel. Los dos últimos, más utilizados para fiestas de cumpleaños o comidas al aire libre, que no para el empleo diario o celebraciones más formales.

En cuanto al diseño, podemos escoger algo más clásico que nos puede servir para situaciones especiales (Navidad, cenas familiares, etc.) y combinarlos cada vez con un mantel y servilletas de otros colores o detalles nuevos, que les den un nuevo aspecto y nadie se percate de que se trata siempre de la misma vajilla. O también, podemos tener una vajilla con un diseño más moderno, colorido y atrevido, para diario o reuniones con amigos o familiares de carácter más informal.
En cualquier caso, combinándolo con imaginación y buen gusto, podemos conseguir resultados realmente llamativos.

Detengámonos ahora en los diferentes recipientes que no deben faltar en una buena vajilla, para que ante cualquier situación o preparación, podamos contar con ellos:

• Platos planos pueden ser de varias formas: redondos, cuadrados, rectangulares, ovalados, etc.
• Platos hondos se utilizan para platos de cuchara como sopas, consomés, cremas, caldos, potajes, etc.
• Platos de postre normalmente son iguales que el resto de la vajilla, pero otra idea puede ser optar por platos de postre totalmente diferentes, de otro color o forma, eso sí, siempre jugando con colores que den juego y acorde con el resto de la decoración.
• Ensaladeras o boles se utilizan para servir ensaladas que van a ser servidas en la mesa, ya sea por el anfitrión o por el propio comensal,
• Bandejas y fuentes ideales para servir diversos tipos de alimento. Las hay de diferentes materiales: porcelana, cristal, aluminio, etc., y de muchas formas y tamaños. Son una buena opción para servir desde el pica–pica, a unos canelones o una lasaña.
• Salseras pueden tener el mismo diseño que nuestra vajilla o totalmente diferentes. El tamaño, el material y la forma dependerán de nuestro gusto.
• Vasos y copas pueden ser de cristal, cerámica, plástico o papel (estos últimos, aptos para fiestas de cumpleaños, celebraciones al aire libre, etc.). Pueden ser de un color muy diferente a la vajilla para darle un toque más atrevido e informal, o transparentes, para celebraciones más formales. Incluso, si nos apetece innovar, podemos probar a pintar tanto los vasos como las copas con pintura especial para vidrio, podemos dibujar flores de colores, formas asimétricas, cenefas, etc. La cuestión es echarle imaginación.

Por otro lado, existen otros elementos que no forman parte, inicialmente, de las vajillas convencionales, pero que cada vez son más utilizadas para aportar color y elegancia a nuestra mesa, son los bajo platos. Estos pueden tener la misma forma y diseño que nuestra vajilla, o podemos jugar con formas más asimétricas o colores totalmente diferentes, pero acordes con el color del mantel, las servilletas, etc.

Como vemos, para conseguir que la decoración de nuestra mesa sea de lo más acogedora, sólo se trata de combinarlo con buen gusto y echarle imaginación.

 




PREGUNTAS FRECUENTES

TU ALIMENTACIÓN Y LA DE TU FAMILIA

SÓLO PARA TUS HIJOS

NUESTRA PIRÁMIDE DE LA ALIMENTACIÓN

DE LA DESPENSA A TU BOCA

IDEAS PARA LA COCINA

ALIMENTACIÓN SEGÚN ESTADO DE SALUD

TESTS PARA CONOCERTE MEJOR

PREGÚNTALE AL EXPERTO

NUESTRA GASTROTECA


· URÍA, 38 4º A, 33003 OVIEDO · T. 985 217 535 · 2018 @ TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS ·

· DATOS LEGALES · CONTACTAR ·