A la lecitina de soja se le atribuyen muchos beneficios como, hacernos perder grasa corporal o que los niños tengan más apetito.

Nada de esto está demostrado científicamente. Los estudios realizados hasta el momento no han demostrado estos beneficios que “en la calle” se le atribuyen.

Desde el punto de vista de la pérdida de grasa corporal, no se ha demostrado que la ingesta de lecitina de soja consiga algún beneficio, y desde luego, no ha demostrado ser capaz de conseguir una mayor ingesta de alimentos en niños inapetentes.