Es habitual oír “no tomo refrescos de cola light pues engordan casi lo mismo que los normales. No merece el sacrificio de renunciar al sabor

Un refresco de cola normal puede aportar unas 40 Kilocalorías cada 100 mililitros; mientras que un refresco de cola light tiene un valor calórico que se puede considerar de prácticamente cero. Pues, lleva edulcorantes acalóricos.

Desde el punto de vista de la reducción de la ingesta calórica, son muy preferibles los light. Lo que nunca se debe olvidar es que, por cuestiones de salud, la bebida por excelencia debe de ser el agua.