A veces, se oye decir “puedes tomar la cantidad de muesli que quieras, pues es un producto integral”.

Nadie duda de que el muesli sea sano: una mezcla de cereales, frutas o bayas, frutos secos, que adicionados a un producto lácteo, sea leche o yogurt, es una combinación muy nutritiva.

Sin embargo, el muesli es rico en hidratos de carbono y, además, como suele llevar frutos secos, también contendrá
grasa. Por ello no es despreciable su valor calórico; más bien lo podemos considerar rico en energía.

Podemos tomarlo, y puede ser una buena opción; pero controlando la cantidad, pues de lo contrario estaremos incrementando mucho nuestra ingesta de kilocalorías.