Se dice “no tomes zumo de naranja y leche en la misma comida, pues te cuajará en el estómago”.

Si se echa zumo de naranja a la leche se verá que se producen cuajos, como consecuencia de la bajada del pH debido al ácido cítrico de la naranja. Eso hace pensar que en el estómago, si se toman a la vez el zumo de naranja y la leche, se formarán cuajos y muchos creen que ésto no puede ser saludable.

En el estómago tenemos ácido clorhídrico, que es bastante más ácido que el de cítrico. Se formen cuajos o no, no hay ningún problema por ingerir en la misma comida ambos alimentos. Es un consejo absurdo separarlos.