Alimentación según estado de salud

En los últimos años, el avance significativo de los conocimientos científicos relacionados con la Nutrición, la Biología y la Genómica ha provocado grandes cambios y avances en lo que se refiere a la relación existente entre salud y enfermedad, conjuntamente con los alimentos que ingerimos, los hábitos y el estilo de vida de cada persona. Estos avances han puesto de manifiesto que muchas patologías tienen un trasfondo nutricional; hecho que pone en evidencia que la alimentación desempeña un papel importante en la prevención de la enfermedad, así como parte del tratamiento terapéutico de muchas patologías.

Descubre cómo puedes mejorar tu salud y calidad de vida a través de una adecuada pauta de alimen-tación, seleccionando tu trastorno o patología.

Y, para más ayuda, aquí encontrarás unos menús orientativos que te ayudarán a llevarla a cabo.

 


Diarrea

Qué es y a Qué se debe
Quién lo sufre
Síntomas y signos
Diagnóstico
Tratamiento Nutricional


Se habla de diarrea cuando hay presencia de heces acuosas, sueltas y frecuentes. Puede ser aguda (de corta duración), por lo general relacionada con infecciones bacterianas o virales; o crónica (de larga duración), relacionada, por lo general, con un trastorno funcional o enfermedad intestinal.

Las causas pueden ser diversas: desde una intoxicación alimentaria, hasta una neuropatía diabética, pasando por la enfermedad celiaca, la intolerancia a la lactosa, enfermedad inflamatoria intestinal, la ingesta de laxantes o fármacos (especialmente antibióticos), la diarrea del viajero o incluso, cáncer. Sin embargo, la causa más habitual es la gastroenteritis viral, que no es más que una infección viral leve que suele desaparecer de forma espontánea en pocos días. Este tipo de gastroenteritis aparece, con frecuencia, en forma de pequeñas epidemias en escuelas, vecindarios o núcleos familiares.


La diarrea es uno de los motivos de consulta más frecuente en los centros de salud. De hecho, la gastroenteritis ocupa el tercer lugar de incidencia patológica. Niños, ancianos y los que viajan a países tropicales son los que más sufren este problema; así como también personas con enfermedades tales como síndrome de colon irritable, enfermedad de Crohn o intolerancias alimentarias, entre otras patologías.


La presentación clínica es altamente variable, y puede ser común a la de otras patologías. Por ello, ante cualquier duda, lo mejor es consultar con un especialista. Los síntomas más comunes son los siguientes:

  • Calambres estomacales,
  • Dolor abdominal y retortijones,
  • Deposiciones acuosas y sueltas, en ocasiones con sangre,
  • Incontinencia,
  • Náuseas,
  • Fiebre,
  • Deshidratación (sed, piel y mucosas secas, fatiga, mareo, etc.).

El tipo y cantidad de pruebas diagnósticas dependerá de la duración y gravedad de la diarrea. Lo primero será realizar un examen médico completo y pruebas de laboratorio de sangre y orina, además, de la realización de un cultivo de heces.

Dependiendo de la gravedad del problema podrán hacerse otras pruebas: analíticas completas, colonoscopia, sigmoidoscopia, etc.


Ante un cuadro diarreico, te aconsejamos cambiar tu pauta de alimentación, siguiendo estas recomendaciones:

  • Ingerir una gran cantidad de líquidos para evitar la deshidratación . Lo mejor son las soluciones electrolíticas disponibles en farmacias, como el suero fisiológico, o bebidas isotónicas para deportistas. El consumo de leche, por el contrario, puede ser perjudicial especialmente en diarreas moderadas o intensas.
  • El consumo de probióticos (microorganismos vivos con efectos beneficiosos para nuestro organismo) pueden acortar la duración de la diarrea y que ésta, sea menos intensa. Los encontramos en yogures con cultivos activos, o vivos, y en suplementos.
  • Alimentos como el arroz, los biscotes no integrales y los plátanos, en algunos cuadros diarreicos, pueden resultar beneficiosos.
  • Algunos alimentos como el chocolate, azúcares simples o grasas están desaconsejados durante el cuadro diarreico.
  • No es aconsejable ingerir bebidas con cafeína, como café, ni tampoco refrescos con cafeína.
  • Evitar la automedicación antidiarreica, ya que ciertas infecciones pueden empeorar con el uso de ciertos medicamentos. No debemos olvidar que la diarrea es un mecanismo defensivo de nuestro organismo y en condiciones normales, cuando se presenta, significa que el cuerpo está tratando de librarse de  algún alimento, virus o microbio causante de la misma.

En NUESTRA GASTROTECA encontrarás un ejemplo de menú adecuado y pensado para personas que sufran un cuadro diarreico.




PREGUNTAS FRECUENTES

TU ALIMENTACIÓN Y LA DE TU FAMILIA

SÓLO PARA TUS HIJOS

NUESTRA PIRÁMIDE DE LA ALIMENTACIÓN

DE LA DESPENSA A TU BOCA

IDEAS PARA LA COCINA

ALIMENTACIÓN SEGÚN ESTADO DE SALUD

TESTS PARA CONOCERTE MEJOR

PREGÚNTALE AL EXPERTO

NUESTRA GASTROTECA


· URÍA, 38 4º A, 33003 OVIEDO · T. 985 217 535 · 2014 @ TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS ·

· DATOS LEGALES · CONTACTAR ·