INICIO > TU ALIMENTACIÓN Y LA DE TU FAMILIA > HAZ QUE TU HIJO DISFRUTE COMIENDO

Tu alimentación y la de tu familia


Haz que tu hijo disfrute comiendo

Cada etapa de la vida presenta unas características específicas en lo referente a los hábitos alimentarios. En concreto, la infantil y la juvenil son dos de las más complejas. Y, por lo tanto, deberemos prestarles más atención. A continuación, te daremos algunos consejos para afrontarlas de la mejor manera posible.


Dale de comer sano y que ejercite su cuerpo

 

Cuando hablamos de hábitos de vida saludables, solemos tener claro que la dieta debe ser variada y equilibrada y que tenemos que realizar algún tipo de actividad física de forma regular. Y todo esto, cuando nos centrarnos en niños o adolescentes, creemos que los aplicamos correctamente; sin embargo, la realidad es que el porcentaje de niños con sobrepeso u obesidad aumenta día tras día, y eso acaba siendo un problema de todos.

Fijémonos en todas las tareas que tienen que realizar nuestros hijos diariamente: estudiar, hacer deporte, jugar, divertirse… y además, ¡CRECER! Eso nos demuestra que su dieta debe ser, además de variada y equilibrada, saludable, suficiente y adecuada. Debe aportarles todos los nutrientes necesarios en las cantidades justas, para asegurar su óptimo crecimiento y desarrollo; pero esto no siempre es fácil cuando su entorno (amigos, publicidad, etc.) les va influenciando en cuanto a qué comer (bollería, snacks, etc.) y a qué jugar (videoconsolas, juegos de ordenador, etc.). Por ello, debemos tener claras una serie de consejos e ideas que nos harán más fácil, la difícil tarea de enseñar a comer a nuestros hijos.

Ampliar información

La alimentación en las distintas etapas de la infancia

 

Existen unas determinadas necesidades nutricionales para cada etapa de la vida. Los diferentes nutrientes son indispensables para el organismo y los obtenemos a través de la alimentación.

En el niño, la adecuada aportación de estos nutrientes es un factor determinante para conseguir un estado de salud óptimo, un buen ritmo en el crecimiento y desarrollo, a la vez que les protege y/o previene de enfermedades propias de la edad adulta.

Durante la infancia, las células se encuentran en un proceso continuo de crecimiento, y por este motivo, presentan una gran actividad metabólica, que sin la correcta aportación de nutrientes, podría quedar limitada. Es muy importante cubrir
los requerimientos nutritivos que garanticen el buen funcionamiento del organismo durante esa etapa, en la cual además, el ritmo de aprendizaje y de actividad física es frenético.

La aportación energética inadecuada, tanto por exceso como por defecto, tiene consecuencias negativas. En el primer caso, el mayor aporte energético hace que el cuerpo aumente sus reservas de grasa, con todos los problemas que a la larga esto conlleva (sobrepeso, obesidad, diabetes, enfermedades cardiovasculares, baja autoestima, etc.). Mientras que en el segundo caso, cuando existen deficiencias nutritivas, se establece una competencia entre la función de mantenimiento de los tejidos ya existentes y la síntesis de los nuevos, hasta llegar a frenar el crecimiento, lo que provoca un retraso en la maduración.

Es decir, el suministro de energía debe ser el adecuado para cada edad y en consonancia con el ritmo de crecimiento, la actividad física, las características personales, etc. No hay que olvidar que no hay 2 niños iguales, con las mismas necesidades, y debemos tranquilizarnos al saber que en un niño sano, normalmente, la apetencia por los alimentos se correlaciona con sus necesidades energéticas reales, es decir, se alimenta según lo que necesita.

Ampliar información

En la adolescencia...

 

La palabra adolescencia deriva de la latina adolescentia, que a su vez procede del verbo adolecere, que significa cambio, crecimiento o maduración.

Comprende el período de tiempo entre la infancia y la vida adulta, que se extiende desde los primeros signos de la pubertad hasta que el individuo ha alcanzado la madurez psicológica. Desde el punto de vista nutricional, existe una primera fase que abarca desde los 9 a los 13 años, y una segunda fase que va de los 14 a los 18 años.

Las necesidades nutricionales de los jóvenes se ven influidas por la aceleración del desarrollo que se da en la pubertad. En el caso de las chicas, el pico de crecimiento se da entre los 11 y los 15 años, mientras que en los chicos, se retrasa hasta los 13 y los 16.

El problema existente en este período, es que las ingestas recomendadas para este grupo de población se indican normalmente en función de la edad cronológica, y ésta, en muchos casos, no coincide con la edad biológica que es la que realmente se debe valorar. Aun así, es interesante tomar como referencia estas tablas de ingestas recomendadas, ya que los márgenes de seguridad son lo suficientemente amplios como para cubrir las necesidades individuales de prácticamente todo el colectivo, debiendo prestar atención sólo a los adolescentes que maduran de forma muy lenta o tardía.

En definitiva, los nutrientes que necesitan los adolescentes dependen en gran medida de cada persona, pudiendo variar enormemente de un día a otro incluso en el mismo individuo.

Ampliar información

Qué hacer si...

 

Qué hacer si…” engloba una serie de apartados donde recopilar recomendaciones y consejos muy prácticos ante situaciones diversas y muy cotidianas. Muchas de ellas las habremos vivido con nuestros hijos, y otras, las habremos escuchado de alguno de nuestros amigos o familiares que tienen niños pequeños. Todas estas situaciones tienen solución, y precisamente el objetivo de esta sección es conocerlas y, con ello, conseguir afrontarlas de la mejor manera posible.

 Qué hacer si… Comemos fuera de casa

 Qué hacer si… No tiene hambre

 Qué hacer si… Quieres que se lleve desayunos y meriendas saludables al colegio

 Qué hacer si… No come ni fruta, ni verdura, ni pescado...

 Qué hacer si… Le falta energía para terminar el día

 Qué hacer si… Tiene sobrepeso

 Qué hacer si… Olvida beber agua

Ampliar información



PREGUNTAS FRECUENTES

TU ALIMENTACIÓN Y LA DE TU FAMILIA

SÓLO PARA TUS HIJOS

NUESTRA PIRÁMIDE DE LA ALIMENTACIÓN

DE LA DESPENSA A TU BOCA

IDEAS PARA LA COCINA

ALIMENTACIÓN SEGÚN ESTADO DE SALUD

TESTS PARA CONOCERTE MEJOR

PREGÚNTALE AL EXPERTO

NUESTRA GASTROTECA


· URÍA, 38 4º A, 33003 OVIEDO · T. 985 217 535 · 2014 @ TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS ·

· DATOS LEGALES · CONTACTAR ·