INICIO > DE LA DESPENSA A TU BOCA > TU LISTA DE LA COMPRA

De la despensa a tu boca


Tu lista de la compra

Una compra inteligente empieza por una buena planificación de la lista de la compra, sin embargo, esto no siempre resulta tan sencillo. Debemos tener en cuenta una serie de factores importantes. Por ello, hemos preparado esta sección para que esta tarea te resulte, día a día, un poco más sencilla. ¡Adelante!


Los alimentos… perecederos y no perecederos

 

Gracias a varios estudios científicos se ha demostrado estadísticamente que, en aquellas familias en las que el responsable de hacer la compra tiene algunos conocimientos básicos sobre nutrición, se lleva a cabo un tipo de alimentación más saludable, equilibrada y completa.

Además, parece evidente que una “compra inteligente” sería aquella que nos resultase económica a la par que nutritiva; pero esto, a la hora de la verdad, nos resulta algo realmente complicado.

Existen varios aspectos a tener en cuenta: la preferencia y selección de los alimentos, sus calidades nutricional y organoléptica (sabor, olor, color, textura,...), su vida útil, tipo de envasado, conveniencia, etc. En definitiva, muchos frentes abiertos que precisan de nuestra atención.

Para empezar, nos centraremos en la vida útil (es decir, el tiempo máximo de conservación) de estos alimentos, ya que no nos servirá de nada hacer una compra perfecta una vez al mes, si cuando queremos recurrir a alguno de los productos adquiridos, estos se han estropeado. De modo, que este será el punto de partida para organizar nuestra lista de la compra, y a la vez, mejorar así la alimentación de toda nuestra familia.

Ampliar información

Vamos a revisar nuestra despensa…

 

Como ya hemos visto con anterioridad, comer saludablemente depende, en primera instancia, de lo que compramos; y sabemos, además, que sin una buena organización de nuestra despensa, será mucho más difícil que nuestra alimentación sea variada y equilibrada.

Existen unos alimentos básicos para confeccionar un menú saludable, y muchos de ellos, son aptos para ser almacenados en nuestra despensa, o en el frigorífico, en el caso de que precisen frío para mantener sus calidades intactas. Es decir, revisando de forma periódica nuestra despensa para que no falte ninguno de estos alimentos, y complementándolos con alimentos que por ser más perecederos, precisan de una compra más a corto plazo y que normalmente requieren frío para su mantenimiento, conseguiremos llevar a cabo una alimentación equilibrada y saludable, con relativa facilidad.

Ampliar información

Qué tengo en el frigorífico…

 

Las nuevas tecnologías del procesado en la  industria alimentaria hacen que podamos encontrar un mismo alimento en muchas modalidades o presentaciones distintas: fresco, envasado al vacío o en atmósferas modificadas, enlatado, congelado, etc.

La elección depende de lo que se vaya buscando. Es decir, si queremos consumirlo en pocos días, la opción del producto fresco será la mejor, ya que su calidad organoléptica será, sin duda, la óptima. Pero si, por el contrario, lo compramos sin saber muy bien cuando lo vamos a requerir, la mejor opción es la conserva o el congelado; ya que garantizamos su mantenimiento óptimo, pasado un determinado período de tiempo.

Tal y como hemos visto, cuando hablábamos de nuestra despensa, también deberemos revisar de forma periódica el frigorífico, para ver qué tenemos y qué necesitamos comprar. De este modo, el conjunto de estos alimentos serán el complemento ideal para los que guardamos en la despensa y podremos llevar a cabo, con garantías, una alimentación de lo más saludable y variada.

Ampliar información

Cómo hacer la lista de la compra

 

Como ya hemos comentado anteriormente, una “compra inteligente” es aquella que resulta económica a la par que nutritiva. Pero en la práctica, esto no resulta siempre tan sencillo.

Debemos tener en cuenta el tipo de alimento y sus calidades nutricional y organoléptica, las cantidades de cada uno de ellos, el precio, las ofertas, etc. En definitiva, muchos aspectos importantes en que pensar.

Por ello, nos preguntamos, cuales son los trucos que nos permiten realizar una compra inteligente. Lo primero, será marcarnos unas líneas maestras que nos faciliten la tarea. Planificar la compra y realizar una lista base o aprender a manejarse con comodidad en un supermercado son algunos de los factores que nos ayudarán a evitar pérdidas de tiempo y olvidos de última hora, así como acabar comprando una serie de alimentos que no son necesarios, ni suficientemente saludables para tener en casa.

Este será el punto de partida para conseguir organizar nuestra lista de la compra.

Ampliar información



PREGUNTAS FRECUENTES

TU ALIMENTACIÓN Y LA DE TU FAMILIA

SÓLO PARA TUS HIJOS

NUESTRA PIRÁMIDE DE LA ALIMENTACIÓN

DE LA DESPENSA A TU BOCA

IDEAS PARA LA COCINA

ALIMENTACIÓN SEGÚN ESTADO DE SALUD

TESTS PARA CONOCERTE MEJOR

PREGÚNTALE AL EXPERTO

NUESTRA GASTROTECA


· URÍA, 38 4º A, 33003 OVIEDO · T. 985 217 535 · 2014 @ TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS ·

· DATOS LEGALES · CONTACTAR ·