Productos típicos de tu región

En esta sección queremos recopilar los postres y productos típicos de las diferentes Comunidades Autónomas de España. Sus productos más típicos según fechas señaladas, como se elaboran, la variedad que puede existir según la zona, etc.

Porque creemos que es importante conocer la riqueza gastronómica de nuestro país y porque queremos que nos ayudes a conseguirlo.

Iremos ampliando poco a poco esta sección y si quieres ayudarnos, mándanos tus sugerencias y recetas a info@tunutricionista.es, ¡¡estaremos encantados de aprender contigo!!



Recetas

ALMOJÁBANAS
10' DIFICULTAD: TEMPORADA:

TIEMPO DE COCCIÓN: 20-25'

INGREDIENTES (4 pers.):

2 vasos (500 mL) de agua
2 vasos (500 mL) de aceite de oliva
500 g de harina de trigo
12 huevos
200 g de azúcar blanca
100 g de anises machacados




PASO A PASO

1.    Poner a calentar el agua con el aceite en una cazuela hasta que comience a hervir.
2.    Añadir poco a poco la harina, sin dejar de remover con una cuchara de madera.
3.    Tras incluir toda la harina y remover bien la mezcla, retirar del fuego y echar uno a uno los huevos, sin dejar de amasar la mezcla para que quede totalmente homogénea.
4.    Dejar enfriar.
5.    Con ayuda de las manos, coger porciones pequeñas de masa y hacer bolas.
6.    Colocar las masas creadas sobre papel de horno y dar forma de rosquilla aplastada.
7.    Introducir en el horno precalentado durante 20-25 minutos a 160ºC.
8.    Una vez sacadas, espolvorear el azúcar y el anís sobre su superficie y servir.



FICHA NUTRICIONAL
ENERGÍAPROTEÍNASGRASA TOTALCOLESTEROLGLÚCIDOS TOTALESFIBRA DIETÉTICA
419,97Kcal7,36g30,40g150,38mg29,22g0,91g

CONSEJO NUTRICIONAL

Este dulce, también conocido como almojábena, procede de los pueblos árabes que habitaron en la Península Ibérica. Son bollos con forma de rosca elaborados a partir de harina, aceite de oliva y huevo, típicos de las zonas de Alicante, Aragón y Murcia, conociéndose diferentes variedades regionales.

En ocasiones se pintan externamente con un almíbar elaborado a partir de una mezcla equitativa de agua y azúcar o agua y miel, y a veces, se presentan rellenas de crema o flan.

Según su composición y el tamaño que tengan, su aporte energético será mayor o menor. En nuestro caso, hemos tomado como referencia 100 g de almojábana (Ver Ficha Nutricional por 100 gramos de producto). La alta cantidad de huevo le proporciona colesterol y grasas animales, haciendo que, junto con el aceite de oliva, la totalidad de grasa en la mezcla constituya el 65% de su composición total y, por tanto, su valor calórico general sea elevado.

Se considera un producto no apto para diabéticos, celiacos y/o alérgicos al huevo. Sin embargo, su fácil masticación y dulzor hace que tenga muy buena acogida por personas con problemas de dentición y niños.

Por su naturaleza rica en calorías, hidratos de carbono y grasas, es preferible consumir de acompañamiento a zumos naturales de frutas, infusiones o café en las ingestas entrecomidas más que como postre de las principales, evitando con ello que puedan desplazarse otros alimentos más nutritivos.


ARROZ DE VIGÍLIA
10' DIFICULTAD: TEMPORADA:

TIEMPO DE COCCIÓN: 30-45'

INGREDIENTES (4 pers.):

1 vaso pequeño (100 mL) de aceite de oliva
1 cebolla mediana
Perejil al gusto
4 filetes de anchoa
1-2 dientes de ajo
400 g de tomate
1 vaso pequeño (100 mL) de vino blanco
320 g de arroz blanco
800 mL de caldo de verduras
Sal al gusto
Pimienta al gusto
50 g de queso parmesano




PASO A PASO

1.    Sofreír la cebolla, el perejil, las anchoas y el ajo picados.
2.    Añadir al sofrito el tomate pelado y chafado y el vino.
3.    Dejar que la salsa espese durante 5-7 minutos.
4.    Incorporar el arroz y remover.
5.    Incluir el caldo de verduras poco a poco, a media que se necesite.
6.    Salpimentar.
7.    Una vez cocido por completo el arroz, retirar del fuego e incluir el queso.
8.    Dejar reposar unos 5 minutos antes de servir.



FICHA NUTRICIONAL
ENERGÍAPROTEÍNASGRASA TOTALCOLESTEROLGLÚCIDOS TOTALESFIBRA DIETÉTICA
697,91Kcal17,25g32,19g20,52mg80,94g4,06g

CONSEJO NUTRICIONAL

Esta receta de Semana Santa cumple con los requisitos esperados en estas fechas: ausencia de carne y presencia de pescado, frugalidad y austeridad de ingredientes y preparación.

Originariamente es típica de diferentes pueblos y ciudades de la Comunidad Valenciana.

Suele elaborarse en recipientes de barro, e incluso en ocasiones se acompaña de otros ingredientes típicos de las fechas, como garbanzos.

Su composición nutritiva proviene sobretodo de su aporte hidrocarbonatado del arroz y proteinado de las anchoas. Su textura es melosa debido al efecto del caldo y la cebolla y el método de elaboración paulatina que permite la liberación del almidón del interior del grano de arroz.

Se considera un plato completo por lo que puede utilizarse como plato único acompañado de una fruta de postre.

Si se desea, puede sustituirse la mitad del arroz por su variedad integral o incluso por un cuarto de arroz salvaje, consiguiendo con ello aumentar la cantidad de fibra alimentaria final. (Ver Ficha Nutricional para 1 ración grande)


BARTOLILLOS
120' DIFICULTAD: TEMPORADA:

TIEMPO DE COCCIÓN: 5'

INGREDIENTES (4 pers.):

500 g de harina de trigo
100 g de manteca de cerdo
50 mL de leche entera
3 yemas de huevo
80 g de azúcar glasé
Sal
1 copa pequeña de anís
200 g de crema pastelera




PASO A PASO

1.    Sobre la encimera de la cocina, formar un círculo con la harina.
2.    Introducir en su interior la manteca, la leche, las yemas, el azúcar, la sal y el anís.
3.    Amasar manualmente todos los ingredientes bien.
4.    Dejar reposar la mezcla entre una y dos horas.
5.    Espolvorear un poco de harina sobre un rodillo y la encimera y estirar la masa.
6.    Con ayuda de la punta de un cuchillo, dividir la masa en triángulos isósceles.
7.    Añadir un poco de crema pastelera con una manga en cada uno de los triángulos.
8.   Humedecer ligeramente los bordes de los triángulos para pegar los extremos y presionar con las púas de un tenedor, a modo de empanadilla.
9.   Freír los bartolillos en abundante aceite de oliva.
10. Espolvorear con azúcar glasé.
11. Servir fríos.



FICHA NUTRICIONAL
ENERGÍAPROTEÍNASGRASA TOTALCOLESTEROLGLÚCIDOS TOTALESFIBRA DIETÉTICA
205,95Kcal4,30g8,24g86,72mg25,85g0,97g

CONSEJO NUTRICIONAL

Este postre típico madrileño consiste en una masa fina de harina, manteca, leche, yema y azúcar que contiene en su interior crema pastelera de manera similar a una empanadilla y se sirve a temperatura ambiente. Su origen procede posiblemente del pueblo árabe asentado en nuestro país en antaño y se conocen generalmente como frutas de sartén.

Los aromas anisados pueden sustituirse por otros procedentes de vinos dulces o licores de frutas. Asimismo, puede incluirse canela en el azúcar glasé que se espolvorea al final de la elaboración.

La valoración nutricional se ha hecho sin considerar la fritura, por lo que debe considerarse que el porcentaje en grasa es mayor de lo especificado, así como la cantidad de energía total (Véase Ficha Nutricional por 1 unidad de unos 60 gramos aproximadamente). A fin de conseguir un bartolillo lo menos graso posible, es conveniente dejarlos reposar sobre papel absorbente una vez fritos. Además, contiene grasa saturada en un 14% procedente de la manteca de cerdo.

En ocasiones el relleno se sustituye por otro tipo de cremas, pese a que lo más habitual es que contengan crema pastelera.


CHUPARQUÍAS O CHEBBAKIAS
30' DIFICULTAD: TEMPORADA:

TIEMPO DE COCCIÓN: 5'

INGREDIENTES (4 pers.):

500 g de harina de trigo
125 g de harina de trigo integral
2 cucharadas soperas (20 g) de levadura en polvo
2 cucharadas soperas (20 g) de sal
25 g de mantequilla fundida
75 g de aceite de oliva
100 g de sésamo molido
100 g de semillas de sésamo enteras y tostadas
50 g de semillas de anís
50 g de canela molida
2 cucharadas soperas (20 mL) de agua de azahar o jazmín
Unas hebras de azafrán
1 yema de huevo
1 cucharada sopera (10 mL) de vinagre
1 vaso (250 mL) de agua
Aceite de oliva para freír
1 kg de miel




PASO A PASO

1.    Mezclar las harinas y la levadura en un bol.
2.    Colocar la mezcla sobre la encimera de la cocina a modo de volcán.
3.    Introducir el resto de los ingredientes en el cráter, exceptuando la miel y las semillas de sésamo.
4.    Con ayuda de las manos, amasar todo hasta conseguir una masa homogénea y elástica.
5.    Espolvorear un poco de harina sobre la encimera y un rodillo.
6.    Estirar la masa y dividirla en cuadrados de 10 x 10 cm.
7.    Darles forma similar al de las empanadillas.
8.    Calentar abundante aceite de oliva.
9.    Freír las chuparquías.
10.  Una vez templadas, sumergir en la miel y espolvorear las semillas de sésamo.



FICHA NUTRICIONAL
ENERGÍAPROTEÍNASGRASA TOTALCOLESTEROLGLÚCIDOS TOTALESFIBRA DIETÉTICA
359,83Kcal5,82g9,91g21,62mg61,75g2,65g

CONSEJO NUTRICIONAL

La Chuparquía también se le conoce por otros nombres, como Chebbakia, Chebbakiya, Chriwegs o Ghriwejs. Su origen es árabe y es uno de los típicos dulces consumidos en la época del Ramadán por esos pueblos. Sin embargo, por la proximidad geográfica, es muy habitual encontrarlo en las regiones españolas de Ceuta y Melilla.

Consiste en un hojaldre frito y empapado en miel que habitualmente se moja en la jarera o jarira, un tipo de sopa marroquí.
Su apariencia es similar al de los pestiños o borrachuelos andaluces, aunque sus características aromáticas son mucho más intensas, debido a la presencia de multitud de ingredientes con fuertes olores y aromas, como la canela, el sésamo, el agua de azahar, el anís y el azafrán. En algunas regiones añaden además almendra molida.

La forma de moldear las chuparquías es especial aunque complicada, de ahí que nosotros planteemos hacerlas similares a las empanadillas. Lo común es dividir el cuadrado en 5 tiras (realizar 4 cortes longitudinales sin llegar a romper el cuadrado) y crear una estructura específica que puedes ver aquí ->

Una vez fritos, lo ideal es dejarlos reposar sobre papel absorbente para eliminar el exceso de aceite. La miel, al no disponerse a modo de almíbar, hace necesario que se encuentre templada a la hora de sumergir las masas fritas para que la densidad permita trabajar cómodamente.

Este postre es altamente calórico especialmente por la fritura a la que está sometido y por la miel que lo cubre, de ahí su importancia en el mes de Ramadán. La inclusión de harina integral le proporciona mayor cantidad de fibra con respecto a otros dulces típicos de la época. Lo más habitual es acompañarlos de té o infusiones aromáticas. (Véase Ficha Nutricional para 100 gramos de producto sin freír)


FILLOAS
45' DIFICULTAD: TEMPORADA:

TIEMPO DE COCCIÓN: 5'

INGREDIENTES (4 pers.):

6 huevos
2 vasos (500 mL) de leche entera
200 g de harina de trigo
Mantequilla, aceite o manteca para engrasar la sartén




PASO A PASO

1.    Batir los huevos.
2.    Incorporar la leche y la harina y batir hasta conseguir una mezcla homogénea y líquida.
3.    Dejar reposar unos 40 minutos a temperatura ambiente.
4.    Poner a calentar una sartén.
5.    Engrasar ligeramente la sartén con un poco de mantequilla, aceite de oliva, manteca de cerdo o tocino.
6.    Echar una cucharada de masa en la sartén, cubrir el fondo y extender la masa mediante movimientos circulares hasta que quede una película fina.
7.    Dejar cuajar (hasta que aparezcan burbujas pequeñas repartidas por toda la filloa) y dar la vuelta para que dore por el otro lado.
8.    Desechar la primera filloa.
9.    Repetir el proceso con el resto de la masa.
10.  Añadir el relleno que prefiera dulce o salado.



FICHA NUTRICIONAL
ENERGÍAPROTEÍNASGRASA TOTALCOLESTEROLGLÚCIDOS TOTALESFIBRA DIETÉTICA
255,27Kcal13,54g9,89g252,27mg28,06g1,17g

CONSEJO NUTRICIONAL

Según la Real Academia Española (RAE) la filloa es “una fruta de sartén que se hace con masa de harina, yemas de huevo batidas y un poco de leche”.

Su origen proviene de una preparación dulce romana cuyos ingredientes eran leche, huevos, miel y especias, a las que posteriormente se le agregó la harina. Desde el punto de vista etimológico, filloa proviene del griego “phyllon” que significa lámina.

Se le conoce con otros términos como afilloa, filloga, freixó, follado, feixó o fisuelu, dependiendo de la región española en la que se elabore. Galicia, León y Asturias son las zonas de nuestro país donde el consumo está más extendido.

Debido a su versatilidad, se encuentran  preparaciones similares en otros lugares, como el caso de los crêpes franceses, pitas africanas, plattar suizos, bintzes israelíes, blinis rusos o pancakes ingleses.

Pueden ir acompañadas de alimentos dulces (canela, miel, mermelada, azúcar glasé, crema pastelera…) o salados (bacon, chorizo…). De hecho, en Galicia durante la antigüedad era habitual cocinarlas sobre una piedra especial (filloeira) a partir de sangre procedente de la matanza, especialmente en la Festa das Filloas.

Actualmente se elaboran directamente en una sartén con bordes bajos para favorecer su volteado. Previamente a echar la masa, la sartén debe estar engrasada lo suficiente como para que la masa no se pegue ni tenga exceso de grasa. Para ello lo ideal es utilizar un papel de cocina impregnado en aceite de oliva. Otras opciones consisten en utilizar tocino, manteca o mantequilla, pero su composición no es tan aconsejable por la presencia de grasa saturada.

Se debe prestar especial atención a que el fuego sea moderado para evitar que se doren excesivamente.

La tradición estipula que lo correcto es hacer filloas e irlas apilando para que el calor no se disipe y aguante más tiempo.

Desde el punto de vista nutricional, la masa de las filloas tiene un contenido calórico moderado, en el que predominan los hidratos de carbono procedentes de la harina de trigo, por lo que su consumo no será apto para celiacos. El colesterol presente se debe al uso de huevo en su composición. Dependiendo de los alimentos que se deseen incorporar, el aporte calórico y la proporción de macronutrientes cambiarán. (Véase Ficha Nutricional para 180 gramos aprox. de producto sin relleno)


MONA DE PASCUA VALENCIANA
10' DIFICULTAD: TEMPORADA:

TIEMPO DE COCCIÓN: 30'

INGREDIENTES (4 pers.):

6 huevos
1,5 kg de harina de trigo
60 g de levadura
1 vaso (250 mL) de azúcar
Ralladura de un limón
2 vasos (500 mL) de aceite de oliva




PASO A PASO

1.    Batir los huevos.
2.    Añadir la harina, levadura, azúcar, ralladura de limón y aceite.
3.  Mezclar los ingredientes y trabajar la masa a conciencia hasta conseguir una mezcla homogénea.
4.    Dejar fermentar un par de horas.
5.    Dar la forma que se desee a la masa.
6.    Precalentar el horno a 150ºC.
7.    Pintar el exterior de la masa con huevo batido.
8.   Dejar cocer la masa a unos 180ºC durante una media hora hasta que esté totalmente hecho por dentro y dorado externamente.



FICHA NUTRICIONAL
ENERGÍAPROTEÍNASGRASA TOTALCOLESTEROLGLÚCIDOS TOTALESFIBRA DIETÉTICA
417,58Kcal7,63g20,91g32,44mg49,73g2,12g

CONSEJO NUTRICIONAL

Este bizcocho de origen valenciano tiene su precursor en el denominado “panou o panquemado” del pueblo de Alberic.

Suele dársele forma esférica, alargada o trenzada y, muy habitualmente, se le inserta un huevo cocido de gallina pintado o se le espolvorea azúcar o anisetes tras su cocción en el horno.

La tradición dice que la mona debe ser regalada por el padrino a su ahijado y que debe formar parte de la merienda familiar del Lunes santo en el campo con longaniza seca, chocolatinas y fruta fresca. Para comer el huevo de la mona se debe chafar la cáscara sobre la frente de alguno de los comensales que acompañan en el festín.

Pese a que en Cataluña también se hacen monas, éstas han evolucionado hasta convertirse en bollos cubiertos de chocolate o, incluso, esculturas de chocolate sin bizcocho que nada tienen que ver con las originarias.

Su composición es rica en hidratos de carbono complejos y, por su sabor ligero, puede acompañarse de queso, embutidos, mermelada… Su versatilidad permite que sea un alimento muy apto para niños y mayores.


PIÑONATE
150' DIFICULTAD: TEMPORADA:

TIEMPO DE COCCIÓN: 5'

TIEMPO DE REPOSO: 120'

INGREDIENTES (4 pers.):

4 huevos medianos
60 mL de aguardiente
120 mL de aceite de oliva
2 vasos (500 g) de harina de trigo
Aceite de oliva abundante para freír
20 g de piñones
20 g de ajónjoli
20 g de almendras
20 g de matalauva
La piel seca de media naranja
1 clavo
1 rama y media de canela
500 g de miel




PASO A PASO

1.    Batir los huevos junto al aguardiente y el aceite.
2.    Incluir la harina y amasar con las manos hasta conseguir una mezcla homogénea no pegajosa.
3.    Dejar fermentar un par de horas.
4.    Con la masa resultante, hacer fideos largos y freír a modo de churros.
5.    Desmenuzar la masa frita.
6.   Tostar y moler de manera independiente los piñones, el ajónjoli, las almendras, la matalauva, la piel de naranja, el clavo y la canela.
7.    Mezclar con la masa frita desmenuzada.
8.   Hervir la miel hasta conseguir que quede “a punto de bola” o “punto bolita”, esto es, cuando se pone una gota de miel en agua fría y enseguida se endurece quedando como una bola que no se deshace.
9.   Añadir a la preparación anterior de masa frita con especias y remover concienzudamente hasta que quede una masa compacta.
10.   Colocar pequeñas porciones de masa dentro de moldes cuadrados, procurando que quede compacto.



FICHA NUTRICIONAL
ENERGÍAPROTEÍNASGRASA TOTALCOLESTEROLGLÚCIDOS TOTALESFIBRA DIETÉTICA
388,76Kcal5,51g18,81g59,04mg46,98g1,31g

CONSEJO NUTRICIONAL

Este dulce originario de Jimena de la Frontera (Cádiz) se consume el día de Domingo de Resurrección. Existen otras variantes, como las de Priego (Córdoba), Linares de la Sierra (Huelva) o Herreruela (Cáceres).

Su poder calórico es muy elevado (Ver Ficha Nutricional por 100 gramos de producto), procedente sobre todo de su alta proporción en hidratos de carbono. La miel le aporta gran cantidad de azúcares sencillos, así como su dulzor característico. Ésta es la razón por la cual no se considera apta para consumo por parte de diabéticos. Sin embargo, su textura nada crocante, sino blanda y algo empalagosa, es muy adecuada para mayores con problemas de dentición.

Su cantidad total de fibra es muy reducida.

La naturaleza de sus lípidos proviene del huevo, el aceite de oliva y la grasa originaria de los frutos secos, la cual se considera en parte rica en ácidos grasos omega 3 y, por tanto, protectora del desarrollo de enfermedades cardiovasculares.

Por su alto aporte energético, debe controlarse su consumo, especialmente en aquellos interesados en no aumentar de peso. Se recomienda acompañar de infusiones en merienda y no como postre en las ingestas principales.

Es muy habitual que además del aguardiente se añada una cantidad reducida de brandy de Sanlúcar, así como adicionar miel sin hervir, piñones o almendras fileteadas al producto final una vez desmoldado y previa a su presentación al consumidor.


POTAJE DE GARBANZOS Y BACALAO
10' DIFICULTAD: TEMPORADA:

TIEMPO DE COCCIÓN: 30-45'

INGREDIENTES (4 pers.):

330 g de garbanzos
130 g de espinacas
160 g de bacalao remojado
100 g de patata (1 patata mediana)
1 puerro grande
1 cebolla mediana
1 dientes de ajo
Aceite de oliva
Sal al gusto
Pimienta al gusto
Pimentón al gusto




PASO A PASO

1.    Cortar el bacalao en trozos pequeños y poner a cocer junto a los garbanzos en una olla con agua.
2.    En otra cazuela cocer la patata con el puerro y las espinacas. Una vez cocidos, escurrir, cortar e incluir en la primera olla.
3.    Sofreír en una sartén con aceite la cebolla con el ajo y una punta de cuchara de pimentón.
4.    Incluir el sofrito en la mezcla anterior.
5.    Dejar cocer todo a fuego lento hasta que los garbanzos adquieran la consistencia adecuada.
6.    Servir.



FICHA NUTRICIONAL
ENERGÍAPROTEÍNASGRASA TOTALCOLESTEROLGLÚCIDOS TOTALESFIBRA DIETÉTICA
388,29Kcal24,09g22,82g20,25mg21,64g10,84g

CONSEJO NUTRICIONAL

Esta receta, típica actualmente de la cocina madrileña contiene como ingredientes esenciales los garbanzos, las espinacas y el bacalao desalado, tres alimentos pertenecientes a distintos grupos.

Por una parte, la cantidad de fibra presente en este plato proviene sobre todo de los garbanzos y espinacas, mientras que el bacalao le aporta la proporción correcta de proteínas que hace que esta conjunción de alimentos pueda formar parte de un único plato completo. (Ver Ficha Nutricional para 1 ración)

Dentro de los micronutrientes más importantes se debe destacar el sodio, presente abundantemente de manera natural en las espinacas y de modo añadido en el bacalao en su proceso de salado para su conservación. Pese a que un buen tratamiento de desalado hace disminuir el contenido total en este mineral, no se considera un plato apto para personas que sufran de hipertensión. Para ellos lo más adecuado sería la sustitución por otro pescado blanco o balacao en su estado fresco.

Nuevamente se comprueba que una receta basada en legumbres no tiene por qué ser elevada calóricamente, por lo que puede incluirse en la dieta de cualquier persona, acompañada de una fruta de postre.


SOPAIPAS
30' DIFICULTAD: TEMPORADA:

TIEMPO DE COCCIÓN: 5'

INGREDIENTES (4 pers.):

2 vasos (500 g) de harina
50 g de levadura en polvo
½ vaso (100-150 mL) de agua templada
1 cucharada sopera de semillas de matalauva o anís
Sal al gusto
Aceite de oliva para freír




PASO A PASO

1.    Mezclar la harina con la levadura y colocarlo a modo de volcán sobre la encimera.
2.    En el cráter introducir el agua, los anises y una pizca de sal.
3.    Mezclar todos los ingredientes y amasar hasta conseguir una masa homogénea y nada pegajosa.
4.    Dejar reposar unos 15-20 minutos para que fermente.
5.    Con ayuda de un rodillo y sobre la encimera enharinada, extender la masa hasta que tenga un grosor fino y homogéneo.
6.    Cortar la masa en triángulos o rectángulos.
7.    Poner abundante aceite a calentar.
8.    Una vez caliente, freír las masas cortadas.
9.    Dejar enfriar y servir.



FICHA NUTRICIONAL
ENERGÍAPROTEÍNASGRASA TOTALCOLESTEROLGLÚCIDOS TOTALESFIBRA DIETÉTICA
492,87Kcal6,94g31,47g0,00mg44,25g2,58g

CONSEJO NUTRICIONAL

Las sopaipas son originarias de los pueblos árabes. El nombre del que procede ("xopipa") significa “masa frita”. Actualmente su consumo se asocia mucho a la época de Cuaresma y Semana Santa en Andalucía, formando parte de desayunos o meriendas.

Su textura es crocante y su sabor intenso debido a la presencia de matalauva. Si se desea aumentar el sabor dulce, puede añadirse azúcar o canela a su composición. No obstante, puede acompañarse de mermelada, crema de cacao, mantequilla… Si se elige esta opción, deberá considerarse el aumento del poder calórico de este producto el cual, ya de por sí es elevado.

Predominan los hidratos de carbono complejos y las grasas rocedentes del aceite de olivda usado para la fritura. A fin de reducir su contenido, se aconseja dejar reposar en papel absorbente de cocina una vez fritas las masas. Como dato positivo se destaca su inexistente contenido en colesterol y su bajo coste. (Ver Ficha Nutricional para 100 gramos de producto)


TORRIJAS
30' DIFICULTAD: TEMPORADA:

TIEMPO DE COCCIÓN: 20'

INGREDIENTES (4 pers.):

8 rebanadas de pan del día anterior
150 mL de vino blanco seco
2 huevos
60 g de azúcar
Canela en polvo
Aceite para freír




PASO A PASO

1.  Verter el vino dentro de un recipiente hondo de cristal con 1-2 cucharadas de azúcar. Remover hasta que el azúcar quede bien disuelto.
2.  Batir los huevos enérgicamente y reservar.
3.  Sumergir las rebanadas de pan en el vino una a una, y seguidamente hacer lo propio pasándolas por el huevo previamente batido.
4.  Mientras tanto, poner el aceite a calentar en una sartén grande e ir colocando las torrijas una a una hasta que se doren de ambos lados.
5.  Cuando estén bien doradas, colocar sobre un papel absorbente y después colocar en una bandeja, espolvoréando por encima el azúcar y la canela en polvo.



FICHA NUTRICIONAL
ENERGÍAPROTEÍNASGRASA TOTALCOLESTEROLGLÚCIDOS TOTALESFIBRA DIETÉTICA
345,92Kcal7,27g16,18g110,27mg37,03g1,57g

CONSEJO NUTRICIONAL

Las torrijas son un dulce típico de las celebraciones de Cuaresma y Semana Santa en España. Su asociación a la cuaresma se debe tal vez a la necesidad de aprovechamiento de pan, que, durante el tiempo en que no se podía comer carne, era por ello menos consumido, aunque las familias elaboraban la misma cantidad.

Se trata de un dulce de elevado contenido calórico que debe consumirse de forma ocasional, pudiendo ser parte del postre de una comida ligera, o incluso el desayuno o la merienda de niños y mayores (Véase Ficha Nutricional para una ración a base de 2 rebanadas de pan).

Por los ingredientes que contiene, en principio no es una receta apta para celíacos dado que la base es el pan. Sin embargo, si una persona celíaca quisiera consumirlas, podría emplearse para ello pan sin gluten casero. Eso sí, en ese caso sería importante tener en cuenta que deben utilizarse recipientes diferentes si queremos elaborar recetas con y sin gluten.

Otra sugerencia para que el sabor de las torrijas sea un poco más suave, es sustituir el vino por leche aromatizada con canela y ralladura de limón. No obstante, en ese caso las torrijas no serían aptas para personas con intolerancia a la lactosa y a las proteínas lácteas.


YEMAS DE SANTA TERESA
25' DIFICULTAD: TEMPORADA:

TIEMPO DE COCCIÓN: 5-10'

INGREDIENTES (4 pers.):

12 yemas de huevo
310 g de azúcar
100 mL de agua
1 rama de canela
La piel de un limón




PASO A PASO

1.  Calentar el agua a 110-115ºC junto con el azúcar, la canela y la corteza de limón hasta formar un almíbar de bola (para saber que está en su punto, verter una cucharada del almíbar en agua fría y, al cogerlo con los dedos, se debe formar una bola).
2.  Retirar la piel de limón y la canela.
3.  Batir las yemas en un cazo y a continuación, echarlas en un cazo junto con el almíbar removiendo bien y acercarlas al fuego.
4.  Dejar cocer muy lentamente, sin dejar de remover, hasta conseguir una masa espesa y cuajada que debe desprenderse de las paredes del cazo.
5.  Verter la masa sobre una superficie lisa trabajándola con una espátula. Dejar enfriar.
6.  Formar un rollo y rebozarlo con un poco de azúcar, cortar en 12 trocitos y formar bolitas.
7.  Volver a pasar por azúcar y servir.



FICHA NUTRICIONAL
ENERGÍAPROTEÍNASGRASA TOTALCOLESTEROLGLÚCIDOS TOTALESFIBRA DIETÉTICA
231,95Kcal4,33g8,27g288,75mg35,05g0,00g

CONSEJO NUTRICIONAL

Las Yemas de Santa Teresa son uno de los elementos de repostería más identificadores de la provincia de Ávila. Su fama ha trascendido al área de la provincia y ahora ya es posible adquirirlos en diversas pastelerías de toda España.

Su aspecto en forma de pequeñas bolas de color naranja y expuestas en una tartaleta de papel blanco resulta muy llamativo, y su sabor dulce algo enmascarado por el limón que se usa en su elaboración, la hace una delícia para muchos paladares.

Sus ingredientes lo hacen un postre no apto para personas con alérgia a las proteínas del huevo, para diabéticos o para personas con riesgo cardiovascular. Sin embrago, es apto para personas celíacas, intoelrantes a la lactosa y sólo de forma ocasional y muy moderada en el caso de personas con un ligero sobrepeso (Véase Ficha Nutricional por una ración de 3 unidades aproximadamente).

Para conservarlas, se sugiere hacerlo dentro de la nevera y en un recipiente cerrado herméticamente para evitar que se humedezcan.




PREGUNTAS FRECUENTES

TU ALIMENTACIÓN Y LA DE TU FAMILIA

SÓLO PARA TUS HIJOS

NUESTRA PIRÁMIDE DE LA ALIMENTACIÓN

DE LA DESPENSA A TU BOCA

IDEAS PARA LA COCINA

ALIMENTACIÓN SEGÚN ESTADO DE SALUD

TESTS PARA CONOCERTE MEJOR

PREGÚNTALE AL EXPERTO

NUESTRA GASTROTECA


· URÍA, 38 4º A, 33003 OVIEDO · T. 985 217 535 · 2014 @ TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS ·

· DATOS LEGALES · CONTACTAR ·